Solo tiene 14 años el “Tumbo”, líder de la gavilla

Juegos de terror

“Acordamos no lastimar a nadie. Antes había un botón con un fierro, ahora no. Pero el Tumbo igual tiró”, declaró ayer ante la Justicia de Menores un adolescente que participó en la rapiña al supermercado París del barrio Conciliación.

En el atraco, ocurrido el martes 8  de mayo, un guardia de seguridad recibió un disparo en la cabeza realizado por el “Tumbo”, ocasionandole muerte cerebral, mientras que una cajera se salvó de milagro: cuando huía, el adolescente le tiró y la bala pasó a escasos centímetros de la cabeza.

Pese a que solo tiene 14 años, el “Tumbo” ya contaba con otra rapiña probada por la Justicia. El viernes 11 fue detenido por la Policía dentro del centro Programa de Medidas Socio Educativas (Promesec) donde cumplía medidas alternativas a la prisión ordenadas por la Justicia de Menores por dicho atraco.

Con una sonrisa a flor de labios, el “Tumbo” le dijo al juez Gerardo Peduzzi y a la fiscal Mariana Malet que disparó porque se sintió amenazado por los guardias del comercio.

“Tiré porque se me venía arriba el guardia”, dijo. Sin embargo, el video muestra que el menor disparó a matar pese a que el guardia de seguridad del supermercado estaba lejos y no se movió.

En sus testimonios ante el magistrado y la fiscal, los cuatro rapiñeros reconocieron que atracaron el supermercado porque sabían que este contaba con guardias desarmados.

El móvil del atraco se repite en las rapiñas de los adolescentes: comprar drogas -uno de ellos consumía marihuana- y adquirir championes y ropas de marca. Ninguno de ellos estudiaba o trabajaba.

Pese a su corta edad, el “Tumbo” lideraba la gavilla. Llegó hace tres semanas al barrio Conciliación y acordó con el “Baba”, el “Chino” y el “Tronco” que no iban a herir a nadie. No lo conocían y le creyeron.

Tres de los cuatro rapiñeros ingresaron rápidamente al supermercado París. Un cuarto se quedó en un pequeño kiosco ubicado dentro del súper. Al ingresar al comercio, el “Tumbo” atropelló a un guardia y este quedó tirado. Luego el menor disparó a la cabeza al otro guardia, mientras que otro rapiñero se llevaba el dinero. Los tres menores huyeron. El adolescente que quedó encerrado en un kiosco salió por una pequeña ventana. En la maniobra, se le escapó un tiro que casi le dio en la cara, declaró en el Juzgado de 4° Turno.

Horas más tarde, los menores se volvieron a encontrar. Allí el “Tumbo” les dijo que había herido a un guardia cuando ingresaban. Más tarde, los otros menores rapiñeros descubrieron que los tiros del adolescente no fueron al techo.

En la tarde de ayer, el juez Peduzzi remitió al “Tumbo” por autor de una tentativa de homicidio muy especialmente agravado y a sus tres cómplices en calidad de coautores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s