Cómo prepararse para un terremoto

 Un terremoto es como un gigante durmiente.

Pueden pasar muchos años sin que ocurra uno. Por eso es importante siempre estar listo.

Antes de un terremoto

Como en cualquier emergencia inesperada, la preparación es la primera defensa.

Un plan de preparación podría incluir simulacros de temblores, planes de evacuación y la conservación de documentos importantes. Además, es importante establecer con tus seres queridos y amigos un punto de reunión en caso de que estén separados al momento del sismo y no puedan comunicarse telefónicamente.

En casa se recomienda:

  • Tener suficiente comida para tres días, incluyendo alimentos que no necesitan refrigeración y que son fáciles de preparar
  • Contar con suficiente agua para satisfacer las necesidades básicas de la familia. Se recomienda tener un galón de agua por persona, por día
  • Tener un botiquín de primeros auxilios que incluya vendas, toallas antisépticas, cremas antibióticas, pinzas, termómetro y aspirina, entre otras cosas
  • Contar con suficiente cantidad de medicamentos recetados que cualquier miembro de la familia necesite en forma regular

Pero no hay por qué limitarse a un plan familiar.

Pueden pasar muchos años sin que ocurra uno. Por eso es importante siempre estar listo.

Puedes informarte o ayudar en la elaboración de un plan de emergencia en tu comunidad, en la escuela de tus hijos o en el trabajo.

Durante un terremoto

La experiencia de un terremoto fuerte puede ser abrumadora. Las ventanas pueden romperse, hay artículos pesados que podrían caer al piso e incluso toda o parte de la estructura podría derrumbarse.

Algunas de las sugerencias más básicas son:

  • Refugiarse debajo de un escritorio, mesa o banco, y mantenerse alejado de vidrios o artículos que pudieran caerse, como lámparas, gabinetes y muebles. Permanecer ahí hasta que pase el temblor
  • Si te encuentras en un edificio, mantén la calma y no uses los elevadores
  • Si estás manejando detén el automóvil y evita puentes y cables caídos de luz

Después del terremoto

  • Las estructuras de las casas o edificios podrían estar dañadas después de un terremoto fuerte, y podrían dañarse aún más durante las réplicas, o repeticiones posteriores al temblor, que generalmente son de menor intensidad.
  •  Mantenerte alejado de las áreas dañadas es una de varias cosas que debes hacer después de un terremoto.

Si quedas atrapado entre los escombros:

  • No enciendas fósforos porque podría haber una fuga de gas y generar una explosión
  • Evita levantar polvo y cúbrete la boca con un pañuelo para no inhalar polvo
  • Golpea tuberías o la pared para hacer ruido y ser escuchado por rescatistas

En caso de emergencias en tu comunidad, contacta a las agencias de emergencia en tu ciudad para obtener información y ayuda.

En el Río de la Plata

Suena casi inverosímil, pero de hecho no fue el único caso. En los últimos 200 años, hay registro de al menos tres sismos más en territorio uruguayo. Y podrían repetirse en un futuro cercano.

Al menos así lo asegura el ingeniero agrimensor y master en Geofísica Alberto Benavídez Sosa, quien realizó numerosos estudios sobre la sismicidad en Uruguay y compiló datos sobre los cuatro movimientos de los que se tiene noticia. En 1848, 1888 y 1988 hubo terremotos en el Río de la Plata que afectaron varios kilómetros a la redonda, en tanto en 1990 sucedió el único hecho registrado en la parte continental del país.

SE MUEVE

Cada año, se producen alrededor de un millón de terremotos en todo el globo: algo más de 2.700 por día. Por supuesto, la enorme mayoría de ellos son tan débiles que pasan desapercibidos para el hombre y sólo se registran mediante instrumentos especialmente sensibles, como los sismógrafos.

Pero para sorpresa de los desentendidos, este movimiento continuo de la corteza terrestre no se acota a espacios geográficos determinados, sino que sucede en todas partes, incluido Uruguay. “No existen regiones asísmicas”, señala el experto.

De hecho, el país integra desde 1973 el Centro Regional de Sismología para América Latina (Ceresis), del cual Benavídez Sosa fue presidente y también formó parte de su consejo directivo. Trabajando en una investigación promovida por ese organismo fue que el ingeniero y su equipo recolectaron datos de los sismos ocurridos en estas tierras, al menos en el período post-fundación.

“De los terremotos estudiados, los tres más fuertes fueron mar adentro, en el Río de la Plata. Hay una región, en la cuenca de Punta del Este, que está altamente fallada, por lo que puede haber movimiento de bloques tectónicos (es decir, de la corteza terrestre) y se producen las ondas que dan lugar al temblor”.

Allí se originó el terremoto de 1988, que fue especialmente percibido en la zona costera, desde Montevideo hasta Rocha, pero cuyos principales efectos se sintieron en Maldonado y la península esteña. Crónicas de la época apuntan que se movieron luces colgantes y mobiliario liviano, oscilaron cuadros de paredes y se cayeron objetos de estanterías. El Observatorio Sismológico de la Universidad de Brasilia calificó al terremoto de magnitud 3,9 en la escala Richter.

Exactamente 100 años antes había tenido lugar el sismo más grande y cercano a la costa que recuerda el Río de la Plata; se presume que fue superior a 5 grados y provocó pánico generalizado en la región. Tal como cuenta Benavídez, “sorprendentemente” se originó entre Buenos Aires y Colonia. Un diario local de entonces, llamado La Lucha, relataba en sus páginas: “El vapor Saturno, que venía de la capital vecina, navegaba tranquilo por el centro del canal con más de 20 pies de agua cuando de pronto se detuvo como si tocara el fondo. El capitán hizo echar la sonda pero se encontró con que el barco, movido por una fuerza oculta, zarpaba por sí mismo de la varadura y seguía su camino”. Un maremoto de estas características hoy podría ser catastrófico, dado el tráfico marítimo que existe en esa franja.

Mas en http://www.elpais.com.uy/Suple/DS/07/05/27/sds_282857.asp
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s