Buscar empleo, difícil para maduros

Rechazos prejuiciosos, malas elecciones empresariales

Debido a la alta demanda, los desocupados demoran en promedio solo siete semanas en conseguir empleo. Pero, no si tienen más de 40 años de edad o nivel educativo alto.

Los datos se desprenden de la Encuesta Continua de Hogares de 2011 del Instituto Nacional de Estadística (INE). La consulta sobre la duración promedio del desempleo se le formuló solo a aquellas personas que habían buscado trabajo en las últimas cuatro semanas y que hicieron algo al respecto (como contestar o poner avisos clasificados, consultar con agencias o con amigos).

Las distintas franjas etarias muestran una diferencia más marcada. Mientras que los jóvenes de 14 a 24 años tardan solo seis semanas en emplearse, el promedio asciende a siete en aquellos de 25 a 39 años y se estanca en nueve semanas para aquellos de entre 40 y 54 años y para los de 55 años o más.

Para todo el año pasado, el promedio arrojó unas siete semanas. Esa duración es la media anual más baja en al menos seis años. En 2006, por ejemplo, fue de 12 semanas y desde entonces ha descendido. En diciembre y enero pasados llegó a ser de solo seis semanas, luego subió a siete y los datos más recientes (julio y agosto) arrojaron una estimación de ocho.

Los datos de 2011 desagregados por sexo, zona geográfica, edad, nivel educativo y condiciones requeridas muestran que la duración varía según esos factores, aunque con una dispersión baja: en ningún caso conseguir empleo insume más de nueve semanas.

Por zona geográfica, en el Interior el desempleo dura menos que en Montevideo (siete y ocho semanas, respectivamente). También es más breve para los hombres (siete) que para las mujeres (ocho).

Las distintas franjas etarias muestran una diferencia más marcada. Mientras que los jóvenes de 14 a 24 años tardan solo seis semanas en emplearse, el promedio asciende a siete en aquellos de 25 a 39 años y se estanca en nueve semanas para aquellos de entre 40 y 54 años y para los de 55 años o más.

Por otra parte, el tiempo que se tarda en conseguir trabajo es menor cuanto menor es la educación formal. Según los datos del INE, los desempleados sin instrucción o con primaria incompleta tardan seis semanas en conseguir empleo y quienes culminaron primaria o cursaron ciclo básico de forma incompleta demoran siete.

 

Los plazos más altos de búsqueda de trabajo son para quienes culminaron el ciclo básico o tienen el segundo ciclo incompleto, así como aquellos que culminaron segundo ciclo o tienen estudios terciarios incompletos. En ambos casos la duración media del desempleo es de ocho semanas, según los datos de 2011. Sobre los desempleados con formación terciaria completa el INE no proporciona datos “por insuficiencia de casos” en la encuesta.

Un aspecto que influye en ese diferencial de plazos son las aspiraciones de los desocupados. “En un contexto con un desempleo bajo particularmente en estos segmentos, las personas esperan a que realmente surja una buena oferta laboral que les satisfaga desde distintos puntos de vista”, dijo la socia de Deloitte, Verónica Melián, a cargo de la consultoría en Capital Humano.

De hecho, según los datos del INE, quienes no ponen condiciones para emplearse demoran en promedio siete semanas en conseguir trabajo, mientras que quienes buscan uno “acorde a su conocimiento o experiencia” tardan ocho.

No obstante, esto no ocurre con quienes ponen otros requisitos, como “jornada de baja carga horaria”, “horario especial”, “condiciones salariales”, “condiciones de lugar de trabajo o personales” u “horario flexible para atender necesidades familiares”. Quienes anteponen estas demandas promedian en conjunto siete semanas para conseguir empleo.

“En un contexto con un desempleo bajo particularmente en estos segmentos, las personas esperan a que realmente surja una buena oferta laboral que les satisfaga desde distintos puntos de vista”

Federico Muttoni, gerente de la consultora Advice, afirmó que en los plazos de desempleo también incide el tiempo que se toman los empleadores en reclutar. “Con alguien de mayor calificación la decisión demora más porque las responsabilidades y las tareas de esa persona en la empresa son más complejas. Y por lo tanto las organizaciones evalúan diferente la decisión”.

Para estos casos como para los mayores de 40 años, Muttoni señaló que influye la cantidad de vacantes que existen en el mercado. “Los mayores de 40 años en general estarán en posiciones más avanzadas de su carrera profesional. Existen por lo tanto menos oportunidades en el mercado. Y aquellos que no han logrado desarrollarse enfrentan una competencia mayor de los más jóvenes, que podría retrasar su reingreso y alargar el plazo”, dijo el experto.

El INE no desglosa la duración del desempleo por sector de actividad. Melián afirmó que donde lleva menos tiempo es en los sectores que han crecido más en relación al Producto Interno Bruto en los últimos años. Citó a los servicios, el comercio, los cultivos y servicios agrícolas relacionados y la construcción.

Muttoni, en tanto, afirmó que los perfiles en las áreas de sistemas informáticos, ingeniería, los perfiles técnicos y el rubro ventas son de los que demoran menos en insertarse. Por el contrario, dijo que insume más tiempo a aquellos trabajadores de sectores cuya competitividad se está deteriorando.

Requisitos que ponen las empresas y desempleados alargan la búsqueda de trabajo.

Cubrir un puesto da trabajo

El reducido desempleo (era de 5,5% en agosto) es un desafío al momento de cubrir vacantes. Verónica Melían, socia de Deloitte, afirmó que es difícil encontrar personas con las habilidades necesarias (en particular en segmentos de mayor formación) y mencionó que la suba de salario real impone “una fuerte presión en los costos de las empresas”. Federico Muttoni, gerente de Advice, afirmó que “experiencia, formación y salario” son las mayores restricciones. También mencionó la dificultad de dar con el perfil en cuanto a experiencia así como en inteligencia emocional, trabajo en equipo y comunicación.

El País Digital

3 pensamientos en “Buscar empleo, difícil para maduros

  1. en todo empleo y busqueda, se pide experiencia, la experiencia se logra a traves del tiempo, y esto, se traduce, en q cuando se logra la experiencia debida, se tiene “casi 40” y ahi, se pone dificil encontrar 1 trabajo con las caracteristcas q deseamos!!! parece q se debe agarrar cualquier cosa, dentro de la gama q se ha hecho a lo largo de la vida laboral.
    y los que si consiguen son los de 25 y mas, q, tienen estudios , y algo de experiencia!!!

    entonces, se esta ante 1 gran contradiccion, se necesita experiencia para tonar a 1 candidato, pero se contrata a los mas jovenes, porq ellos no tienen hijos, casas q mantener, van y vienen sin problemas colaterales, q parece tbn q eso es lo q ven a la hora de reclutar, investigan en las redes sociales y ahi deciden si los contratan o no, segun la informacion q cuelgue el postulante en esas redes!!!
    q hace, q hacemos, seguimos asi, o actuamos en detrimento,

    los de 40 o mas se deben volver independientes o se jubilan anticipado? jajaja q se hace, q debe hacerse?

  2. Muy dificil este tema. Yo acabo de salir al mercado laboral, con 51 mientras espero e paralelo un proyecto personal. Si está dificil para mayores de 40 ni te cuento para mayores de 50

    • La salida debe estar por arreglárselas uno mismo como pueda, para eso han salido los planes monotributistas, claro que tiene sus requisitos básicos, como dónde, con qué, con quién… pero hay una tendencia antiempleísta que tenemos que asumir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s