Educación en América Latina: buena cobertura, mala calidad

Con el 95% de los niños asistiendo a la educación primaria, América Latina registra el mayor avance mundial en cuanto a cobertura, pero no se repite lo mismo en los niveles superiores y la región está muy lejos de alcanzar las metas sobre calidad.

Multitudinarias marchas de estudiantes en Chile, protestas de maestros en Colombia y Guatemala, colegios ocupados en Argentina… el reclamo por una mejor educación se siente en toda América Latina, que pese a los avances en cobertura reprueba aún en calidad.

Ni siquiera los mejores colegios de la región alcanzan los niveles medios de los países desarrollados y ninguna universidad latinoamericana figura entre las 100 mejores del planeta.

“En la última década, los avances en cobertura han sido bastante importantes a nivel de enseñanza primaria, donde el nivel de cobertura promedio es bastante alto”, dijo a la AFP Daniela Trucco, Oficial de Asuntos Sociales de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal).

Avanzar en ese 5% que aún no asiste a la escuela primaria “es muy difícil, probablemente no vamos a llegar al 100%, pero hay una cobertura en enseñanza primaria que es bastante amplia para todos los niveles socioeconómicos y en hombres y mujeres”, agregó la experta.

No obstante, en América Latina 6,5 millones de niños en edad de asistir a la escuela no lo hacen y 36 millones de adultos son analfabetos, según los datos más recientes de la Unesco, que este martes presentará un nuevo reporte.

Las pruebas PISA son una instancia de evaluación de aprendizajes en ciencias, matemática y lectura que realiza cada tres años la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) sobre alumnos de 15 años de distintos países.
Clickea para ir a la prueba.

Los excluidos pertenecen fundamentalmente a población rural pobre, en su mayoría indígenas y afrodescendientes de los países menos desarrollados de la región, principalmente de Centroamérica, con la excepción de Costa Rica, uno de los países que más recursos destina a la educación (7% de su PIB).

“En Guatemala no hay un interés país para impulsar y mejorar la educación y la salud”, dijo a la AFP la analista y activista humanitaria, Claudia Samayoa, sobre un país que destina cerca del 3% de su PIB a educación y donde el 20% de su población es analfabeta.

En similar posición están países como Nicaragua y Honduras.

En esta última nación, profesores denuncian un intento cada vez mayor por privatizar la enseñanza: “Se está obligando a algunos padres de familia a pagar hasta la electricidad de algunas escuelas y es el maestro el que está obligado a conseguir los textos“, dijo a la AFP Jaime Rodríguez, ex presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras.

Los excluidos pertenecen fundamentalmente a población rural pobre, en su mayoría indígenas y afrodescendientes.

Alta deserción en secundaria

El panorama empeora en la enseñanza secundaria en América Latina: “la tasa de matrícula a nivel secundario está alrededor de 75% y 78%, pero una cosa es que entren a la secundaria y otra cosa distinta es que la terminen”, dice Daniela Trucco.

Hay también aquí un gran nivel de desigualdad. “Mientras en el quintil más alto, cerca de 80% termina la secundaria, en el quintil más bajo estamos hablando del 25%. Es una diferencia abismal, aquí la desigualdad se refleja de manera mucho más abrupta”, agrega la experta.

La diferencia es crucial para las expectativas de ingreso. “La Cepal ha venido diciendo hace muchos años que el nivel de secundaria viene a ser el umbral base para permitir que una persona tenga mayor probabilidad de no vivir en la pobreza“, dice Trucco.

En este sentido, Uruguay, país considerado de ingreso medio, destaca por tener uno de los peores índices de egreso de secundaria: un 35,4% de los jóvenes entre 12 y 29 años abandonó sus estudios de educación media, la mayoría por “desinterés”, según datos oficiales.

El abismo, no obstante, se abre en materia de calidad. “La región, comparada con los países desarrollados está bastante atrasada en materia de calidad”, dice la experta de la Cepal.

En ausencia de una medición estandarizada que abarque a toda la región, el dato más cercano sobre calidad viene del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA (por sus siglas en inglés) de la OCDE.

En la última medición de 2009, todos los países de América Latina se ubicaron en la parte inferior de la tabla. El mejor evaluado, Chile, se ocupó el lugar 44 dentro de un universo de 65 países, superando a Uruguay (47), México (48), Colombia (52), Brasil (53), Argentina (58) y Perú (63).

Ninguna de las universidades latinoamericanas figura entre las 100 mejores del planeta, según el último reporte de la consultora en educación Quacquarelli Symonds, basado en la reputación de sus profesores, número de estudiantes extranjeros y su capacidad para generar empleo, entre otros puntos.

La mejor evaluada es la Universidad de Sao Paulo, que figura en el lugar 139, seguida de la Universidad Autónoma de México (146) y la Universidad Católica de Chile (195). – AFP

En 65 países evaluados, Finlandia y Corea del Sur encabezan la lista.

EN FINLANDIA,  informe de PISA

• La mitad de los niños  no comienza la escuela hasta los 7 años. Dos años después sus calificaciones son mejores que la de cualquier estudiante en toda la Comunidad Europea.
• El maestro es el mismo durante los seis años de Primaria, con lo cual garantiza conocimiento del alumnado y estabilidad emocional.
• No hay calificaciones hasta 5º grado, evitando las competencias y las comparaciones.
• La educación –gratuita desde la escuela hasta la Universidad- incluye comedor, libros y material escolar, todos iguales, aunque quien lo pierda, debe reponerlo o pagarlo.
• Las clases se extienden de las 9 de la mañana a las 3 de la tarde y todos almuerzan juntos en la escuela. Los deberes son escasos.
• “Familia, escuela y recursos socioculturales (biblioteca, ludotecas, cine), funcionan en coordinación”, el 80% de las familias   va a la biblioteca los fines de semana.
• “Los padres tienen la convicción de ser los primeros responsables por la educación de sus hijos, por delante de la escuela”.
• “los mejores docentes del mercado, son situados en los primeros años de enseñanza”, donde aprenden fundamentos de posteriores aprendizajes. Para ser maestro inicial, se necesita una calificación de 9 puntos sobre 10, en los promedios de bachillerato y carrera, “son las pruebas más duras de todo el país”.

Así lo asegura el director del Departamento de Formación al Profesorado de la Universidad de Helsinki, Jari Lavonen, quien puntualiza: “Es un honor nacional, ser maestro de Primaria”.

.

En Uruguay

PISA 2012 tuvo como participantes a 115 liceos públicos, 30 privados, 35 Escuelas Técnicas y 5 escuelas con 7º, 8º y 9º rural. Fueron evaluados alrededor de 5.700 estudiantes de 15 años. La muestra fue representativa de los 46.442 alumnos de esa franja etaria que concurren a centros educativos del país. Las evaluaciones comenzaron a aplicarse en las instituciones desde el 6 de agosto y se extendieron durante todos el mes en los distintos liceos y escuelas.
Oscar Gómez, subsecretario del MEC dijo que el gobierno “aspira” a mejorar los resultados en base a que entre 2010 y 2011 aumentó un 6,8 % la cantidad de personas de entre 17 y 18 años que terminaron la enseñanza Media Básica. Ese indicador llegó al 65 % de los jóvenes de esa edad.

Sin embargo el jerarca reconoció que la repetición y el rezago son indicadores “muy duros de mover”. El 26 % de las personas de entre 15 y 17 años cursó niveles inferiores a los que les correspondía en 2011. El índice de repetición en Secundaria fue del 28 %,cuando la meta era reducirlo al 15 % antes de 2015.

La directora del programa PISA en Uruguay en representación de la ANEP, Mari Sanchez, informó   que   fueron evaluados los dos penúltimos liceos y hoy será el turno de la última institución. Tras la culminación de las pruebas a los alumnos, los técnicos de la ANEP sistematizarán la base de datos de los resultados nacionales para en noviembre enviarlos a los evaluadores internacionales de la OCDE. El informe –sobre 68 países en total– será presentado en diciembre de 2013.
Anuncios

Un pensamiento en “Educación en América Latina: buena cobertura, mala calidad

  1. Bueno pues que decir esa educación es la erencia que tenemos de los gobiernos de nuestros paises, con gobernantes que son empleados de los oligopolios del mundo, es también culpa de la gente de nuestros pueblos que no sabemos elegir nuestros gobernantes. Falta medurez politica en nuestors pueblos.
    La solución mas y mejor educación responsabilidad de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s