Discriminación que no es verso: invidentes

Ciegos y sus perros-guía

 La ignorancia general sobre las leyes que amparan a los invidentes. 

 

Desagradable incidente al viajar con su lazarillo en un ómnibus. Un chofer de un ómnibus interdepartamental increpó a una pasajera ciega por querer viajar con un perro-guía.

El pasado 2 de febrero, a media tarde, la joven Florencia Spinosa ascendió a un ómnibus de la línea 7A de Copsa con destino Pando. Debía viajar, para encontrarse con su novio, desde la Avenida 8 de Octubre y Comercio hasta el kilómetro 26 de la ruta 8.

En la ocasión, como desde hace más de diez meses, iba acompañada por “Salu”, su perra-guía, una golden retriever, originaria de España, blanca y mansa como una oveja.

Spinosa es una de las cinco personas ciegas que tienen en Uruguay la oportunidad de movilizarse con un animal adiestrado, sociable, y para nada agresivo. La actual legislación la ampara tanto para ingresar a lugares públicos como privados y también a trasladarse con Salu en ómnibus.

Sin embargo, aquel día, un año después de haber viajado a Zamora, a 300 kilómetros de Madrid, en donde tomó contacto por primera vez con la perra-guía con la cual terminó congeniando a las mil maravillas, tuvo que pasar por una lamentable experiencia.

El chofer no quería darle el boleto, hasta que algunos pasajeros comenzaron a ponerse tensos y explicar a los gritos que se trataba de un perro-guía.

-Y si me muerde, ¿te hacés responsable?- preguntó el hombre a Florencia.

 

-El perro no va a morder, está adiestrado, no es agresivo- respondió la joven.

-¡Ah, claro! No tiene dientes…- replicó el chofer, con un sarcasmo que reveló su ignorancia y envalentonó más el ánimo de varios pasajeros, aunque no puso fin al diálogo.

-El ciego usa bastón- dijo el chofer.

-Y perros-guía también- afirmó la joven.

-Acá nunca vi- insistió el testarudo.

-Acá somos cinco quienes tuvimos la oportunidad de tener nuestros perros-guía- le explicó Florencia sin éxito.

-Esas cosas son del primer mundo- contestó el chofer.

RECLAMO

En una denuncia presentada frente a la empresa Copsa por la Fundación de Apoyo y Promoción del Perro de Asistencia, se incluye el testimonio directo de la afectada. “Realmente fue un muy feo momento porque todos los días encuentro personas que no tienen la información, pero, por eso no me tratan mal ni son atrevidos para conmigo”.

Florencia Spinosa mantuvo un contacto con el gerente de tránsito de Copsa y que éste le aseguró una pronta resolución del caso en cuanto al apercibimiento o sanción a imponerle al chofer. Pero además, se le anunció que le darían una nueva carta-documento para evitar la repetición de situaciones como la que le tocó sobrellevar.

Federico Lezama, director de la división de Discapacidad de la Intendencia de Montevideo, dijo que, al tratarse de unidades del transporte interdepartamental, si se presentan malentendidos, las denuncias deben derivar al Ministerio de Transporte, aunque hay un problema de fondo.

Por un lado, falta reglamentar la ley. Por otro, “se debe crear un organismo estatal que certifique a los perros-guía; no hay mecanismos técnicos propios para efectuar la convalidación”, expresó Lezama.

Sin embargo, a nivel de Montevideo, un decreto firmado en 2010 por la intendenta Hyara Rodríguez, derogó parcialmente la norma que prohíbe el ingreso de animales a determinados espacios privados y públicos así como su traslado en ómnibus.

Entonces se autorizó a que los ciegos viajen junto a sus lazarillos: “las personas con discapacidad que utilicen para su auxilio o desplazamiento animales especialmente adiestrados a tales efectos, podrán ingresar y permanecer acompañados por éstos a todos los medios de transporte, lugares públicos y privados”.

De última, lo que hace la Intendencia capitalina “es homologar el uso del carné internacional del perro”, concluyó Lezama.

 

EDUCACIÓN

Aunque el incidente descripto se produjo en un ómnibus de Copsa, esta empresa fue la primera que en Uruguay reconoció la nueva legislación. Eso manifestó Alberto Calcagno, impulsor y presidente de la Fundación de Apoyo y Promoción del Perro de Asistencia.

“De todos modos, pedimos que se tomen medidas en el caso. Yo hace cuatro años que viajo en Copsa y tuve un problema con un chofer pero él llamó a la empresa y yo también. Todo fue en buen tono. No como ocurrió en este nuevo incidente, cuando el hombre se salió de toda lógica”.

Calcagno contó que los perros-guía “salen de escuelas habilitadas del exterior, porque en Uruguay no existen entrenadores; cada uno tiene documentación que los avala para estar en cualquier parte del mundo; aquí no hay técnicos para adiestrar a estos perros”.

LÍNEAS DE SANGRE

El nuevo proyecto de Calcagno se dirige a la necesidad de generar una escuela local, aunque es engorroso porque “se debe recurrir a líneas de sangre trabajadas durante décadas, hasta setenta años; además, de la misma camada de cachorros no todos sirven para perros-guía, aunque sí a veces para asistir a niños autistas o a diabéticos”.

Calcagno sostuvo que la idea es traer del exterior a los primeros cachorros de labrador y de golden retriever, debido a que los criados aquí no pasan por los imprescindibles y verdaderos controles de displasia, una afección en sus caderas que les provoca dolores y así los descalifica para un trabajo que no permite distracciones. Se piensa que el paso siguiente a dar, cuando esos cachorros cumplan el año de adaptación social, es contratar a entrenadores para que lleguen a Uruguay. El adiestramiento de los animales demanda desde entonces unos ocho meses, y dos años los cursos de los entrenadores.

 

La cifra, según datos de una fundación especializada

  • 8.000 son los uruguayos que padecen ceguera total
  • 60.000 tienen discapacidad visual.

RESPALDO LEGAL DEL PERRO-GUÍA

Existen varias normas jurícas que en Uruguay respaldan los derechos de los usuarios de perros-guía. La ley 18.418 incorporó las disposiciones de la Convención sobre el Derecho de las Personas con discapacidad, realizada en Nueva York el 3 de Abril del 2007. El Art. 4º obliga a los Estados signatarios a derogar leyes, reglamentos, prácticas y costumbres que constituyan discriminación. La ley 18.651, por su artículo 80, indica que “las personas con discapacidad que utilicen para su desplazamiento animales especialmente adiestrados, podrán ingresar y permanecer acompañadas por éstos, en todos los lugares abiertos al público sin restricción alguna”.

La ley Nº 18.471, de 2009, en su artículo 2 agrega que las personas con discapacidad “que para su auxilio o desplazamiento” usen “animales especialmente adiestrados a tales efectos, podrán ingresar y permanecer acompañadas por éstos en todos los medios de transporte, lugares públicos y privados abiertos al público”, sin nigún tipo de restricción de parte de los encargados.

Escuelas contra los “perros truchos”

La ausencia de una escuela para entrenar a un perro-guía en Uruguay es una obsesión de Alberto Calcagno. Este uruguayo, que se quedó ciego hace diez años, tuvo al primer lazarillo, Sunnee, realizando su entrenamiento en la Escuela Leader Dogs for the Blind, en Rochester, Estados Unidos.

Además de los cinco animales autorizados que pertenecen a residentes locales, hay turistas que llegan a pasar sus vacaciones y tienen los mismos derechos en la medida que porten los documentos de las escuelas de entrenamiento.

 

La aspiración de formar una escuela en Uruguay permitiría democratizar el acceso de los ciegos a un perro-guía, y a la par reduciría la posibilidad de que aparezcan “perros truchos”, como les llama Calcagno.

Hay gente que recauda fondos para escuelas habilitadas que en realidad no existen; en Rochester, un adiestrador antes de los dos años de cursos, debe cumplir con tres en calidad de aprendiz; nuestra preocupación es que un perro trucho llegue a poner en riesgo al ciego, además, esos animales no pueden subir a un ómnibus”.

El País Digital
 
 

Comunicado

Debido a varias consultas que hemos recibido de organizaciones públicas y privadas, como también de personas, sobre el tema de los perros guías para las personas ciegas y de baja visión, queremos puntualizar:

• Que existiendo una federación internacional  de escuelas (I.F.G.D.), dedicada a la unificación de criterios, formas y métodos  de adiestramiento, asesorando también a nuevas escuelas para llegar  a ser reconocidas como tales;

• Que Una de las mayores preocupaciones de la Federación es la formación de los Instructores de Perros Guía y, eventualmente, de Perros de Asistencia en otras especialidades;

• Que si bien cada Escuela tiene sus programas y todos ellos varían en tiempo y formas, deben ajustarse a esos criterios antes mencionados de la Federación;

• Que Nunca una especialización de un Instructor baja de los dos años, sin contar los que se le exigen como aprendiz (En Leader Dogs de Rochester, Michigan, EEUU, los aprendices tienen un período de tres años en esa actividad);

• Los Instructores son sólo egresados de las Escuelas y trabajan para las Escuelas exclusivamente, por ende son avalados por la Federación Internacional;

• Que un instructor, además de su idoneidad para el adiestramiento, tiene la responsabilidad de ser el, quien definitivamente y luego de estudiar a los postulantes, le adjudique a cada uno de ellos el Perro Guía que entienda es el más adecuado de acuerdo con sus características y que para ello deberá tener amplios conocimientos en los temas específicos de rehabilitación;

• Que debe estar asesorado en forma permanente por un Técnico en O y M, Psicólogo, Asistente Social y Veterinario);

• Que Las Escuelas en sus comienzos tienen que asegurarse que los animales para formar su plantel de reproductores y adiestrar los primeros Perros Guía, por la responsabilidad de estar poniendo en el trabajo de estos animales la vida y la seguridad de los Usuarios, darle a los mismos la tranquilidad de que están trabajando con un compañero con todas las garantías que mencionamos, debe tener un Perro Guía.

Por lo tanto su obligación es:

• Gestionar por todos los medios a su alcance la obtención de ejemplares de esas líneas de sangre, ya sea por vinculación directa con alguna Escuela o bien, dirigiéndose al Comité de Desarrollo de la Federación Internacional, la cual entre sus cometidos, tiene el de facilitarles a las nuevas Escuelas la obtención de los mismos;

• Que para ello, las futuras Escuelas deben de cumplir con todos los requerimientos exigidos por la Federación.

En el Caso del Uruguay, donde la única raza que desde hace muchos años viene controlando estos aspectos es el Ovejero Alemán, a través de su sociedad de criadores (SVU), pero al ser muy bajo el porcentaje de esta raza que se usa a estos fines y al carecer de un control tan estricto en las razas Labrador y Golden, es absolutamente imprescindible gestionar en el exterior estos primeros cachorros.

Esperamos también que a la brevedad exista un órgano contralor idóneo en nuestro país que tenga presente los criterios que ha establecido la federación internacional  de escuelas (I.F.G.D.), capacitado para certificar a los perros guías que llegan a Uruguay, como también a los entrenadores especializados que puedan preparar a estos animales, y a los mismos perros guías de nuestro país.

Sabiendo que nuestro objetivo y fundamento es velar por la buena calidad de vida de las personas con discapacidad visual, es que manifestamos ser estrictos en el pedido de referencias al momento de obtener un perro guía, como de otorgar permisos para la deambulación de ellos en organismos públicos y privados de nuestro país.

Sin otro particular y esperando ayudar a clarificar este tema, saludan atentamente:

Comisión directiva de UNCU

UNCU: Unión Nacional de Ciegos del Uruguay.
Mercedes 1327, Montevideo-Uruguay.
Telefax: (598) 2903 3022.
Correos Electrónicos: uncu@uncu.org.uy y uncu2012@gmail.com.
Página Web: www.uncu.org.uy

Anuncios

2 pensamientos en “Discriminación que no es verso: invidentes

  1. Pingback: ENSEÑANZA URUGUAYA: boletín, 3º semana de mayo 2013 | Humanismo Uruguayo

  2. Pingback: Cuando los ladrones eran útiles a la ciencia | ConCierta Ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s