Que siga el baile mientras las cifras cierren

“REPENSAR” LA REPETICIÓN

  •  CIDE – Astori propone acuerdo sobre el sistema educativo: funcionó desde 1960 a instancias del gobierno de la época, formulaba planes orgánicos de desarrollo económico. Se analizó la evolución de la estructura institucional y de la gestión de la educación pública en los últimos 50 años. Organizó el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEEd), participaron referentes de la CIDE como el vicepresidente Danilo Astori, el senador frenteamplista Alberto Couriel, el exministro Ricardo Zerbino, el expresidente del Codicen Germán Rama, y el primer secretario técnico de la CIDE, Enrique Iglesias.

Danilo Astori salió a pegarle fuerte a los docentes

La formación profesional que los docentes hoy reciben “deja mucho que desear en el sentido de que carece de los niveles necesarios no solo desde el punto de vista académico sino también institucional para seguir progresando hacia docentes efectivamente profesionales que estén a la altura de los contenidos”. El vicepresidente hizo estas declaraciones a radio El Espectador.

Astori también señaló que aunque comprende los “fundamentos del llamado cogobierno (…) hay que evitar que se convierta en un florecimiento de corporaciones que viven trancando todos los avances que se plantean en materia de educación”. Y sostuvo que esto “es algo que hoy está pasando”.

“En toda la formación educacional del país con mayor o menor fuerza, en algunos casos con un énfasis muy grande como la enseñanza media, en otros con una incidencia menor como la primaria, hemos tenido comportamientos corporativos que han trancado propuestas de avance en la educación”, dijo el vicepresidente, quien también aseguró que “la discusión sobre la distribución del poder en una discusión que bloquea, obstaculiza e impide que se lleguen a mayorías especiales, por ejemplo, en el Parlamento”.

Astori manifestó que hoy “no hay una conducción general” de la educación porque existen “debates de poder”. Y afirmó que para lograr una solución se necesita un trabajo conjunto por parte de todas las fuerzas políticas.

Raúl Sendic, también

El problema educativo no se resuelve solo con recursos “sino con una mirada crítica sobre los programas, con una mayor evaluación de los docentes y con un mayor compromiso de la familia con la educación, esto es complejo y requiere una serie de medidas”. “Tenemos programas que son del siglo XIX, docentes que son del siglo XX y alumnos que son del siglo XXI, y esa es hoy la principal dificultad que tenemos”, opinó.

ESTADÍSTICAS POCO GRATAS: Prevenir es mejor que lamentar, preparate en La Academia, el mejor lugar para aprender.
monitorliceal.gif Ciclo Básico

Bachillerato

 

Circulares permisivas simuladoras

La denuncia de una directora de Secundaria evidenció cómo con menos exigencias se evita un desborde en las cifras de repetición: 33% no pasa de año, pero se advierte que el 70% tendría que recursar. En la enseñanza plantean rediscutir el sistema.

José Mujica por Arotxa

En una presentación ante la Comisión de Educación y Cultura de Diputados, la directora del liceo 61° del Cerro, Jenifer Cherro, denunció que los índices actuales de repetición se encuentran frenados por “circulares permisivas” emitidas por Secundaria, y que si tales lineamientos no existieran las cifras serían de casi el doble.

Al asumir, el presidente José Mujica anunció que su prioridad era la Educación pero al cabo de más de tres años de gestión las críticas arrecian y los resultados son magros.

Si se observan las circulares, se aprecia que hay diversas aristas que presentan ese carácter “permisivo”, dijeron diversas directoras liceales. Así, un alumno puede tener “entre cuatro y seis asignaturas insuficientes y 25 inasistencias e igualmente está habilitado para rendir los exámenes”.

Según los últimos datos publicados por Secundaria, el 33,12% de los alumnos de Ciclo Básico de todo el país no logra pasar de año, registros que son aún peores si se analizan sólo los de Montevideo. En la capital, donde se concentra el 33% de los alumnos de primero a tercero de liceo, 42,62% repite.

Sin embargo, estas cifras que ya son alarmantes, podrían ser aún peores (llegando al 70% de repetición) si no fuera por una serie de flexibilizaciones que se han venido aplicando, denunció la directora Cherro y confirmaron otras directoras y personas vinculadas al ámbito educativo.

Estos parámetros “permisivos” son resultado de la llamada “Reformulación 2006” realizada por Secundaria en ese año, pero que se terminó de concretar en una serie de circulares emitidas en 2010. Entre ellas, particularmente, las 2.956 y 2.957 referidas a la evaluación y el pasaje de grado.

En la circular 2.956, referida a Ciclo Básico, algunos de los artículos más cuestionados son los 76, 77 y 78, que contemplan diversas situaciones para que el alumno pueda pasar de año a pesar de haberse excedido en la cantidad de faltas.

“Un alumno puede tener 50 ó 60 faltas e igualmente pasar de año”, denunció Cherro, y eso se fundamenta en el artículo 76 de dicha circular: “En los casos de alumnos con cuadro de promoción total (tener calificación de suficiencia en todas las asignaturas) y de promoción parcial (mantener hasta tres asignaturas del curso que se evalúa con calificación insuficiente) la determinación del fallo se hará exclusivamente en base a los mismos, sin considerar las inasistencias”.

Esto implica que el alumno quizá no asistió dos meses a clase, pero si tiene seis de nota en todas las materias o incluso le quedan pendientes tres materias para rendir examen, puede igualmente pasar de año.

Flexibilidad

En su presentación ante la Comisión de Educación y Cultura, Cherro había señalado que “si pusiéramos una circular de evaluación en serio, estricta, que dijera `no señor, si falta un mes queda repetidor`, la mayoría quedaría repetidor por faltas”.

Además, señalaron, ocurre con frecuencia que alumnos que tienen entre 25 y 35 inasistencias además de entre cuatro y seis materias bajas a fin de año, son considerados de forma particular y se les permite pasar de año. “Pueden tener seis bajas y 35 faltas, y hay un artículo que permite que los docentes voten la posibilidad de que ese alumno siga dando exámenes y pueda pasar de curso”, señaló Andrea Prieto, directora del liceo 70° del Cerro.

Distintos actores del ámbito educativo coincidieron en señalar que Ciclo Básico es “más permisivo” que Bachillerato, aunque también dijeron que en segundo ciclo hay diversas flexibilidades, como por ejemplo, el llegar a avanzar de curso a pesar de tener “30 ó 35 faltas”.

Sin repetición

Alex Mazzei, directora de Secundaria en 2006 -al momento de la reformulación- dijo que las circulares fueron discutidas con representantes de los distintos sectores vinculados a la enseñanza, y que no se le pueden atribuir “malas intenciones”.

Señaló que “no cree” que “las faltas tengan relación directa con el rendimiento”. “El hecho de que las faltas no sean el determinante de la promoción no quiere decir que el chico no tenga buenos aprendizajes”, expresó.

La exjerarca, actualmente presidenta del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, dijo que la repetición “no tiene que ver con las faltas, sino con otras cosas como el déficit que tenemos en el acompañamiento de los estudiantes a lo largo del año para lograr que tengan buenos desempeños”.

Mazzei planteó la necesidad de “repensar” si se mantiene la repetición como recurso. “En algunos países no existe la repetición, en Finlandia, que nosotros miramos con tanto interés y que son los primeros en las pruebas PISA, no hay posibilidad de repetir. Si los alumnos no adquieren los conocimientos, se derivan, por ejemplo, a clases de apoyo, pero pasan de año”, comentó.

Y agregó: “Creo que habría que repensar, rediscutir y trabajar mucho sobre las expectativas de aprendizaje que tenemos”. Mazzei dijo que la repetición es un “fracaso que cae sobre la espalda del estudiante” y que es “muy difícil de levantar anímicamente”.

La exdirectora de Secundaria señaló que el tema también puede merecer otro análisis: “La tercera parte de los alumnos repiten, eso quiere decir que la tercera parte de un centro educativo no se renueva, es decir que la tercera parte del presupuesto se gasta de nuevo”.

“Se puede ver desde lo emocional del estudiante, desde la cantidad de alumnos que llega a haber en el centro educativo y desde el lado del presupuesto que implica”, explicó Mazzei.

“Los liceos hoy están recibiendo analfabetos”

La exdirectora del liceo Bauzá, Graciela Bianchi, dijo que quienes realizaron las circulares sobre evaluación y pasaje de grado “no se preocuparon por el alumno, sino que les importó que pasen de grado, porque buscaron que las cifras les den bien, aunque en los hechos los resultados siguen siendo muy malos”.

Bianchi se mostró muy crítica con la situación que se registra en Primaria y dijo que en ese ciclo “se insiste en que el índice de 96% de egreso es genuino”. La exdirectora opinó que no podría egresar “ni el 30% de los alumnos” de la escuela, y que “lo que termina pasando es que le tiran el fardo a Secundaria”.

“Sale en diciembre el 96% de los alumnos de Primaria y después en primero de liceo repite un 47%, que en realidad debería ser el 80%. Entonces pregunto: ¿Qué pasó, se volvieron idiotas? ¿En un año se volvieron tarados los muchachos que no saben leer ni escribir, que no saben las tablas? Está claro que no se le puede echar toda la responsabilidad a Secundaria”, dijo.

Más allá de reconocer la situación que enfrenta Secundaria, Bianchi insistió en la importancia que cobra lo que ocurre en Primaria, que entendió que “está destruida” y “hay que cambiarla ya”. “El liceo hoy en día recibe analfabetos, que tienen faltas cuando escriben su apellido”, señaló Bianchi.

No mejora

Robert Silva, exsecretario general del Codicen y asesor de Vamos Uruguay, afirmó que las circulares “van de la mano de medidas tomadas por el Consejo en donde han ido cambiando el reglamento de evaluación y pasaje de grado procurando flexibilizar los requisitos”.

Así, entendió que los diversos problemas que afectan al sistema educativo “no se pueden atender con circulares que flexibilicen el pasaje de grado”. El exjerarca dijo que “quizá se pueden mejorar las estadísticas, algo que no está pasando, pero no va a mejorar la calidad de los aprendizajes que los alumnos tienen que tener al momento de egresar”.

“Si no existieran esas circulares, como lo explicó Cherro, las cifras de repetición estarían en 70% o más. Se quieren mejorar cifras y resultados, pero no se procura atender a los más necesitados, que son los alumnos que fracasan”, afirmó Silva.

Por Andrés Roizen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s