Molinos de Las Piedras

Las Piedras comenzó un 8 de marzo de 1744, cuando Luis de Sosa Mascareñas recibe como donación un terreno de una legua cuadrada. El primer nombre de la actual ciudad fue San Isidro Labrador de Las Piedras y a partir de 1925 se la reconoce como ciudad. Su nombre tiene origen en las piedras que caracterizaban al vado por donde las carretas y diligencias en tránsito hacia y desde Montevideo cruzaban el arroyo homónimo.

En la ciudad se erige un obelisco que conmemora una de las victorias más importantes del ejército de Artigas sobre las tropas españolas. El 18 de mayo de 1811 el ejército oriental derrotó las tropas españolas al mando de Posadas en la denominada Batalla de Las Piedras.

CIUDAD DE LAS PIEDRAS: piedras y  molinos

La intersección de las calles Dr. E. Pouey (ruta 5 vieja) y Carmelo Colman, alberga un monumento fundamental para el paisaje y la arquitectura de la ciudad de Las Piedras: El Molino de Bosch.
Joaquín Bosch, conocido como “el velero”, por ser dueño de una humilde fábrica de velas de sebo fue quien mandó a construir el molino a principios del siglo XIX, una época en la que el mercado de la harina crecía exponencialmente en este país.

De los 18 molinos de viento que poblaban el departamento de Canelones en aquel entonces, ya no quedan apenas vestigios de ninguno, he podido conseguir un par de fotografías de uno de ellos llamado el molino de “Brignardello” también en Las Piedras.

En todo el departamento de Canelones llegaron a contarse 18 molinos de viento, una clara señal de la vocación agro productiva del departamento. La producción de estos molinos abastecía el mercado del departamento de Canelones y de Montevideo. Este molino es de los pocos que mantiene su forma original, aunque no presenta las aspas que lo caracterizaran.

Bosch falleció el 22 de marzo de 1896, y sus restos yacen en el Cementerio de Las Piedras, donde el panteón que lo aloja es una réplica del molino.

En la década del treinta del pasado siglo, la familia Torres de la Llosa se hizo propietaria de estas tierras, y realizó un fraccionamiento que promovió la expansión del entramado urbano hacia esta zona. Hoy en día el viejo molino se encuentra en medio de un área urbanizada.

Es sin lugar a dudas un punto de referencia para Las Piedras, no solo en lo arquitectónico sino en lo que representa para la historia de la ciudad. Se lo conoce localmente como Molino de Bosch o el molino de Las Piedras. En el ámbito nacional, es una construcción que testimonia un modo de producción pasado, que abarcó parte de la historia productiva e industrial de nuestro país. Estas prácticas y tradiciones son parte de la identidad de las localidades.

En el año 1994, por resolución municipal, el molino fue declarado de Interés Departamental (Resolución Nº 1829 del 08/03/1994), y posteriores gestiones permitieron que el 19 de marzo de 1996 el molino fuera declarado Monumento Histórico Nacional.

El sentimiento de pertenencia que genera el Molino de Bosch en la gente de la zona, ha hecho que los alrededores del monumento lleven su nombre: Barrio “El Molino”, Estación El Molino, Panadería El Molino, Bar El Molino y un larguísimo etcétera.
La gente del barrio siente al molino como un bastión de la historia de su ciudad. Un testigo vivo del progreso de una zona de obreros que en algún momento creció gracias a la producción molinera.
Lo impresionante de su construcción contrasta con la demacrada imagen que hoy en día nos ofrece.

Pero el reconocimiento patrimonial para con el molino, no es exclusivo de los habitantes de la zona, ya que Presidencia de la República supo declararlo hace varios años Monumento Histórico Nacional.
El Molino de Bosch es uno de los mojones más reconocibles de toda la ciudad, y junto al Obelisco y el Parque Artigas, mantienen viva la imagen de lo que fue Las Piedras en el siglo XIX.

En este molino dicen que falleció la hija del molinero fue un accidente la niña entró en el momento que empezaba la molienda así cuentan gente de aquella época. 

  • Protección jurídica: Interés Departamental. Res.: Nª 1829. 08/03/1994. Monumento Histórico Nacional. Res.: Nª 163. 19/03/1996

Y digo yo…. si este gigante de 2OO años ha sido declarado Monumento Histórico Nacional, cuando se van a dignar a reconstruirlo y que luzca todo el esplendor que tenía en el siglo XIX.

Fuentes:
Autores varios. 2004. El patrimonio Cultural Uruguayo. Unesco. Montevideo
Barrios Pintos, Aníbal. 1981. Canelones. Su proyección en la historia nacional. Tomo I. Intendencia Municipal de Canelones.
Comisión Honoraria del Patrimonio Departamental de Canelones.
Las Piedras ciudad histórica. Edificios, instituciones, empresas y personalidades emblemáticas que son parte de la historia e identidad de nuestra ciudad. Comisión Honoraria de Patrimonio de Las Piedras. Setiembre 2008
Pedemonte, Juan C. 1991. Los Viejos Molinos de Viento. Almanaque del Banco de Seguros del Estado: 86-91.
Arq. Enrique Lessa. Exposición de motivos declaración MHN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s