Dicotomía derecha-izquierda: humanizando

La consigna es clara: “Si el Frente no gana las próximas elecciones, vuelve “la derecha””.

Esa idea se ha convertido en un lugar común en el debate preelectoral. Es casi el principal argumento publicitario usado para reclamar el voto al Frente Amplio.

En cierto imaginario frenteamplista, “la derecha” es un concepto fácil: son los blancos y los colorados. Y punto. Entonces todo es sencillo. Si el Frente no gana, ganan los blancos, o los colorados, es decir “los rosaditos”. O sea: “la derecha”.

Todo muy claro y sencillo. Demasiado claro y sencillo. Porque la vida no suele venir así, partida a la mitad, nítida, en blanco y negro

¿Qué es realmente la derecha? ¿Qué es hoy “la derecha”?

Hasta hace algún tiempo, se solía considerar “de derecha” a una actitud conservadora, reacia a los cambios, partidaria del “orden”, respetuosa de las estructuras sociales existentes y adherida a los valores culturales tradicionales.

Esa actitud mental era funcional a una forma de organización de la economía a escala nacional, en la que primaban las viejas clases dominantes de cada país, las familias patricias, los estancieros, los comerciantes y los “doctores” que manejaban la prensa y el Estado.

A ese mundo, hoy algo anacrónico y debilitado, pertenecen los partidos tradicionales del Uruguay. Que me perdonen mis amigos blancos y colorados, pero es la realidad. No perdieron el gobierno por casualidad. Lo perdieron porque, como los dinosaurios, no se adaptaron a la nueva realidad social, económica y cultural del país y del mundo.

¿Y cuál es esa nueva realidad?

INSERCIÓN INTERNACIONAL Seguir creciendo: • Vázquez: “avanzar con las negociaciones con EEUU. La libertad de comercio puede ser negativa, pero más negativo es el proteccionismo” (¿el verso anti-imperialista ya no se lo come nadie?). • Lacalle Pou: no se puede estar ajeno a los acuerdos mundiales. “Hay que aprovechar la caída de los subsidios a los productores europeos para ingresar”. • Mieres: no hay que dejar pasar las oportunidades y “abrirse al mundo”. “No podemos quedar encerrados, ver pasar las oportunidades”. MERCOSUR • Bordaberry: “Estamos encerrados en el Mercosur cuando el mundo va hacia otro lado. Nos estamos perdiendo el futuro, la vida. Uruguay necesita ir más allá”. • Mieres: “El Mercosur se encuentra en el punto más crítico de toda su historia. No se cumplen con las normativas, somos el único de la clase que cumple con las reglas del juego”. • Vázquez: “Más y mejor Mercosur” (¿siempre a contraflecha?). • Lacalle Pou: “las relaciones no pueden ser sujetas a la buena o mala onda entre los presidentes”.

Lamento no ser muy original: es la globalización. El desarrollo de fuerzas económicas antes impensables, que desbordan o arrasan fronteras, Estados, clases sociales, intereses, culturas, ideologías y tradiciones.

¿En qué consiste el cambio?

Ante todo, en la operativa de enormes capitales desterritorializados, que ya no responden ni se detienen ante ningún Estado sino que presionan a los gobiernos y controlan a los Estados.

Hasta donde puede verse –no soy experto en el tema, pero tengo ojos para ver y he hecho los deberes leyendo lo que he podido-, esas fuerzas económicas se mueven hoy en pos de tres grandes objetivos. El primero es el control de recursos naturales valiosos y finitos, como la tierra, el petróleo, el gas, los minerales y el agua. Los hechos están ahí: guerras y revoluciones instigadas para lograr el control del petróleo; la compra de grandes extensiones de tierra y el control y explotación de yacimientos minerales en zonas pobres del mundo por parte de compañías multinacionales. El segundo es la intervención del capital financiero en todas las actividades humanas, encareciéndolas y en definitiva manipulándolas (como se sabe, la crisis que afecta a Europa y EEUU desde 2008 es consecuencia de la actuación desregulada del capital financiero). El tercer objetivo es el apoderamiento y la monopolización del conocimiento científico y tecnológico por medio de la “propiedad intelectual”, es decir las patentes.

El nuevo modelo económico global tiene una potencialidad destructiva enorme. Destruye territorios, agota los recursos naturales, corrompe los sistemas políticos y margina e incluso sacrifica a gran cantidad de personas que son innecesarias u obstaculizan sus objetivos económicos.

Para expandirse, necesita neutralizar o eliminar los límites que puedan ponerles los Estados nacionales de cada país. Por ello promueve y estimula (además de corromperlos) a gobiernos “modernizadores” e “innovadores”, abiertos a la inversión extranjera. Cuando los gobiernos no se adaptan lo suficiente y asumen políticas “rebeldes”, nacionalistas o proteccionistas, son bombardeados, ya sea con publicidad adversa o con misiles, o con las dos cosas.

La nueva realidad económica mundial ha centrado el debate político sobre un nuevo eje. Aunque todavía nos cueste convencernos, como el regreso a las sociedades aisladas y autodeterminadas es inviable, la cuestión ya no es un conflicto entre “conservar” y “cambiar”, sino sobre en qué dirección cambiar. La opción es ser funcionales al modelo global dominante o proponer modelos alternativos

Quizá ahora podamos reformularnos la interrogante inicial, preguntándonos no sólo qué es la derecha sino quién cumple un papel “de derecha” en la nueva realidad.

Si la disyuntiva “derecha-izquierda” sigue teniendo sentido (yo creo que lo tiene), es forzoso encontrarlo en sus respectivas actitudes frente al más importante hecho económico, político, social y cultural de nuestro tiempo.

Si asumimos que “la derecha” sigue siendo una actitud funcional a modelos de concentración del poder y de la riqueza, se manifestará hoy en la eficaz adaptación a la globalización. Eso es lo sorprendente: la nueva derecha -la que cuenta- ya no adopta un discurso conservador y tradicionalista. Es “innovadora” y “modernizadora”, para posibilitar los cambios que la concentración del poder y de la riqueza requiere.

¿Quién cumple mejor ese papel en el Uruguay?

INDIGENTES SOMOS Ni siquiera podemos acceder a una canasta básica de alimentos. Es pobre una familia con ingresos por debajo de 28.500 pesos, incluyendo salarios, prestaciones sociales, servicios de salud, etc. En Uruguay se considera pobre a quienes tengan un ingreso per capita mensual inferior a unos 9.500 pesos (menos de 6.500 pesos en el interior del país, donde algunos componentes de la canasta de bienes y servicios básicos, como la vivienda, son más baratos). Leer en http://wp.me/p2fnL3-J4

Esa es la pregunta del millón.

¿Quién ha impulsado con más eficacia las medidas determinantes para el ingreso al país del modelo económico global? ¿Quién permitió la extranjerización de enormes superficies de tierra? ¿Quién facilitó la instalación de grandes emprendimientos celulósicos y agroindustriales? ¿Quién promueve la megaminería? ¿Quién impulsó la ley de bancarización? ¿Quién ha centrado el desarrollo económico en la inversión extranjera?

El Frente Amplio es una fuerza política compleja y heterogénea. Sería una falsedad y una falta de respeto decir que todos sus integrantes cumplen conscientemente un papel funcional a los intereses del capital global. Pero no podemos seguir eternamente haciéndonos los tontos o los distraídos. Objetivamente, los gobiernos del Frente han sido los encargados de incorporar al país a un modelo que da prioridad a los intereses económicos globales.

El Frente ha cumplido esa función porque era más apto para cumplirla que los partidos tradicionales. Porque tiene influencia sobre los sindicatos y sobre las organizaciones sociales, porque no está limitado por la estrecha visión de las clases medias conservadoras tradicionales y porque no tiene a su izquierda a una oposición significativa.

Se me dirá que, pese a todo, mejoró la condición de vida de mucha gente. Y puede ser cierto. El modelo puede imponerse por las buenas, por las malas o por las peores. El Frente no lo impone por las peores. De hecho, suele conceder los beneficios sociales que no chocan con el modelo económico de fondo. Pero, ¿cuál será, a largo plazo, el precio del camino elegido?

Durante los gobiernos de Carlos Menem, la Argentina vivió muy bien. Los pobres veraneaban en Mar del Plata, la clase media en Punta del Este y los ricos en Miami; todos entretenidos por Tinelli. Tardaron en darse cuenta de que la fiesta se pagaba vendiendo a pedazos el Estado y la riqueza del país. Recién lo descubrieron en 2001. Fue un duro despertar.

No basta sólo con vivir mejor. También hay que preguntarse de dónde sale el dinero y qué consecuencias traerá recibirlo y gastarlo.

Muchos hemos esperado durante diez años que el Frente recapacitara y se replanteara el modelo económico-social adoptado.

Alguien podrá preguntar cuál es el modelo alternativo. O, en palabras menos amables, si la alternativa es adoptar el modelo venezolano, el kirchnerista, o el cubano.

Sin embargo, no es necesario ir tan lejos. Seguramente hay cosas de otros gobiernos de América que merecen ser estudiadas. Pero también tenemos en nuestra historia la tradición artiguista y la vareliana, la tradición social y estatista del primer batllismo, la tradición antimperialista del nacionalismo blanco y la tradición socializante de izquierda. Quizá sea necesario ser creativo para reestudiar esos caminos viejos y para inventar otros nuevos. Pero todo eso es otra larga historia, que merecería muchas páginas.

Ahora estamos frente a una elección en la que nadie quiere asumir el calificativo de “de derecha”, pero en la que tampoco parece claro que alguien con chance de acceder al gobierno pueda proclamarse “de izquierda”.

Dura situación para quienes creemos necesarios caminos alternativos.

YA NO HABLA DE CULTURA, ni de nada que no sea demagogia. Logró llegar al gobierno, pero no cumplió con lo prometido “un desánimo profundo se instaló hace tiempo en la cultura nacional”. Promesas incumplidas del mandatario saliente, pseudo apóstol Vázquez: “… el 1° de marzo de 2005 el flamante Presidente prometió la creación de varios organismos para la participación de la sociedad civil y de… Ver más

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Hoenir Sarthou: ¿Qué es “la derecha”?

publicado a la‎(s)‎ 30/7/2014 15:18 por Semanario Voces

EL DELITO DE ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO no está en el Código Penal uruguayo y también nos dijeron, que hace ya mucho tiempo, quizás algunos años ya, se intentó en el Parlamento uruguayo aprobar una Ley implantando el delito de enriquecimiento ilícito en el Uruguay y que ésta ha pasado de estudio a estudio y de comisión a comisión, pero nunca ha sido finalmente aprobado… Ver más

LA MUJER
Humaniza al sistema. Le pone rostro, nombre, y trata los problemas no desde un papel, sino desde lo que le pasa a la gente en el día a día. Esto viene muy bien en tiempos en que la gente está descreída del sistema y de los políticos…

Y USTED…

  • ¿Cree que en el trabajo parlamentario hay temas de hombres y temas de mujeres?
  • ¿Está de acuerdo entonces con la cuota femenina?

POR LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA PARITARIA Uruguay “en los últimos lugares de América Latina en participación femenina ” en el Legislativo es de apenas el 11%. “Creemos que Uruguay tiene índices de representación política muy insuficientes para el avance democrático. Son inaceptables. No estamos bien en participación política. Y algo denota esa situación. En otros países de la región sí hubo avances… Ver más

La entrega de firmas forma parte de la campaña de las organizaciones feministas y de mujeres Cotidiano Mujer, CNS Mujeres, Ciudadanías en Red (CIRE) y la Comisión Nacional de Seguimiento con el apoyo del Fondo de Igualdad de Género de ONU Mujeres, denominada “Poné tu cuota”, para fomentar la paridad en la participación política de hombres y mujeres.

Las más de cuatro mil firmas, recogidas por mujeres de todos los partidos políticos, en actividades realizadas a lo largo de todo el país y por internet, serán entregadas este miércoles 17 de setiembre a las 9:30hrs en la antesala del Senado del Palacio Legislativo.

En el acto estarán presentes autoridades nacionales y la Embajadora de Buena Voluntad de ONU Mujeres, la actriz Emma Watson (Harry Potter, entre otros films) que viaja especialmente a Uruguay para impulsar la participación política de las mujeres y las jóvenes.

Integrantes del Frente Amplio ya se han comprometido en diversas actividades a promover la ampliación del plazo de vigencia de la ley de cuotas.

LEE TAMBIÉN:

❥ Lanzamiento de la campaña ‘Poné tu cuota’
https://www.google.com/url?q=http://www.uypress.net/uc_52874_1.html&sa=U&ei=2RwYVKacI7TX7AbR1IGoDQ&ved=0CAYQFjAA&client=internal-uds-cse&usg=AFQjCNGJbjVstVjAI1Pdh3GhNk3vfTuKig
❥ Paridad: mucho más que una cuota
https://www.google.com/url?q=http://www.uypress.net/uc_52944_1.html&sa=U&ei=2RwYVKacI7TX7AbR1IGoDQ&ved=0CAgQFjAB&client=internal-uds-cse&usg=AFQjCNFYjpm3BN7_6yUECfNsD0K59ymdKg
❥ Alerta: trampas en conformación de listas, pierden las mujeres
https://www.google.com/url?q=http://www.uypress.net/uc_54084_1.html&sa=U&ei=2RwYVKacI7TX7AbR1IGoDQ&ved=0CAsQFjAD&client=internal-uds-cse&usg=AFQjCNEb0i18LcnuTyKYyaZQYqQBxyPZ5g

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s