Cultura uruguaya debe ser patrimonio común

“PLAN CULTURA NUESTRA”
Que se asuma “la tradición cultural en todos sus colores” ya que “no tiene sentido poner un filtro para reducir todo a unos pocos nombres”.
No llevarán adelante una lucha “contra hegemónica”, pero sí pugnarán por enriquecer los centros de educación con referentes casi desaparecidos de las clases en escuelas y liceos como Julio Herrera y Reisig, José Enrique Rodó, y Francisco “Paco” Espínola.
“En los últimos años la cultura oficial ha reducido el cultivo de nuestra propia tradición cultural y lo ha sustituido con una fuerte insistencia en unas pocas figuras: Torres García y Figari en las artes plásticas (dejando de lado al Figari pensador), Benedetti y Galeano como representantes de las letras contemporáneas”, señala el programa de gobierno blanco. Ver 

“Figuras muy importantes de nuestra tradición cultural han sido dejadas de lado (Acevedo Díaz, Herrera y Reissig, Florencio Sánchez, Carlos Reyles, los hermanos Vaz Ferreira, José Enrique Rodó, Delmira Agustini, Arturo Ardao, entre muchos otros). Esta política excluyente no solo empobrece nuestro panorama cultural sino que debilita la capacidad de entendernos a nosotros mismos”, señala el documento.

cultura nuestraPLAN CULTURA NUESTRA “privilegiará el acceso de las nuevas generaciones a ese patrimonio común”:
• coordinación con ANEP para la inclusión de cursos sobre cultura uruguaya en los planes de estudio de la enseñanza media;
• edición de los textos clásicos de las letras y el pensamiento uruguayo que se han vuelto de difícil acceso;
• visitas a museos y a espacios urbanos articuladas con las políticas sociales;
• uso intensivo de internet para poner en contacto a las nuevas generaciones con la tradición cultural;
• aprovechamiento de la red de medios de comunicación en manos del Estado.

“No vamos a caer en el error tonto de sustituir las figuras emblemáticas de la izquierda por otras; tenemos una tradición rica y multicolor de la que nos hemos olvidado y esa es una pérdida grande. Las sociedades maduras asumen su tradición cultural en todos sus colores y no tiene sentido filtrar esa tradición y reducirla a unos pocos nombres”, dijo Da Silveira a El Observador.

CONSTANZA

“No estamos en una lógica de guerra fría. Constatamos que existe un sesgo político de izquierda en la educación literaria y el Uruguay es más rico que eso. No se trata de una lógica de oposición sino de enriquecimiento de lo que ya hay”, señaló Faig.
“La interpretación que hace Galeano en ‘Las venas abiertas de América Latina’ es una de tantas. Pero hay otras que deben ser conocidas”, agregó. Los blancos dicen no tener problema en que el cantautor de izquierda Daniel Viglietti tenga un programa propio en TV Ciudad, pero se preguntan por qué fue retirado de la grilla un programa “fresco” como ‘Corner y gol es gol’ que conducía un grupo de humoristas uruguayos.
Ese programa fue dejado sin pantalla luego de que uno de sus integrantes se agarrara los genitales con ambas manos al grito de “acá están los huevos, confiscáme ésta”. La invitación tenía como destinataria a las autoridades de la FIFA que le habían confiscado a la selección uruguaya 29 kilos de dulce de leche durante el pasado mundial de fútbol.

El Dr. Arturo Ardao recibe el Morosoli de Oro de manos del Presidente de la Fundación “Lolita Rubial”, Mtro. Homero Guadalupe

….

El pensador marxista Antonio Gramsci consideraba que, antes de tomar el poder político, las izquierdas del mundo debían echar mano de aquellas instituciones o lugares comunes en los que se elaboran los parámetros culturales de la sociedad.

Desde hace años, los partidos tradicionales uruguayos han reconocido que, atendiendo el consejo gramsciano o por otras razones más complejas, el Frente Amplio ha ido filtrando sus íconos culturales en vastas áreas de la sociedad y –lo que le resulta más preocupante a blancos y colorados– los ha difundido en las escuelas, en los liceos y en otros ámbitos de la enseñanza formal.

Sin la declarada intención de combatir el peso que esas figuras de la cultura de la izquierda tienen en los centros de estudio, pero con el objetivo de que los niños y jóvenes escuchen otras voces y lean otros libros, el Partido Nacional anunció que si llega al gobierno del país no permitirá que, por ejemplo, solo se promocione a Mario Benedetti o a Eduardo Galeano como ejemplos de las letras uruguayas.

La iniciativa lleva el nombre de “Plan cultura nuestra” y, según dijo a El Observador el coordinador de los equipos programáticos del Partido Nacional, Pablo Da Silveira, apunta a que se asuma “la tradición cultural en todos sus colores” ya que “no tiene sentido poner un filtro para reducir todo a unos pocos nombres”.

En tanto, el coordinador del programa de Cultura de los blancos, Francisco Faig, señaló que los nacionalistas no llevarán adelante una lucha “contra hegemónica”, pero sí pugnarán por enriquecer el acervo de los artistas y escritores que tienen cabida en los centros de educación.

observador.com.uy

10352825_731842096900759_5708795419477320773_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s