Aguas montevideanas, la fuente descubierta

POR QUÉ TARDARON EN FUNDAR MONTEVIDEO
La principal razón es la proximidad de Buenos Aires y Colonia con la desembocadura del Paraná.

El Río de la Plata solo provee agua salada. La población debía estar concentrada detrás de murallas, en un suelo rocoso y yermo. No debería sorprender el descubrimiento de una fuente y su reservorio cuando en mayo de 2014 estaban haciendo los cimientos de una ampliación para la Torre Ejecutiva, a metros de la Plaza Independencia, a un paso de las murallas… pero fuera de ellas, situación nada recomendable para una fortaleza destinada a soportar asedios y largos sitios de algún enemigo.

La fuente fue construida en 1762. Más adelante, Francisco Rodríguez Cardozo, jefe encargado de estas construcciones, completó o refaccionó diversas obras militares iniciadas por su tío en Montevideo, Colonia del Sacramento y la Fortaleza de Santa Teresa, falleciendo en 1774.
La Fuente Nueva, así llamada Mayor, quedaba frente al portón de San Pedro; otra denominada Del rey, estaba “junto al foso del lado sur”. Estaba fundamentalmente destinada a la población militar y carcelaria de la Ciudadela, las cuales se servían directamente de ella sin usar ‘el portón a través de la contraescarpa de la muralla, con mayor comodidad, seguridad y economía.
Estratégicamente era lo mejor tanto para españoles como para portugueses, aunque la bahía y el cerro mostraran el lugar ideal para una ciudad-puerto. Había un detalle sumamente relevante en aquella época cuando los ríos no estaban contaminados y el agua dulce abundante en sus ciudades predecesoras, era un bien escaso en Montevideo. Abastecer de agua potable a una ciudad en crecimiento no es fácil.
¿Lo más patético? Un censo en el cual se distingue entre los habitantes, a los blancos, los pardos y morenos libres y los pardos y morenos esclavos. ¿Y los indígenas? A ellos los consideraban “naturales”. Y no te indignes demasiado, porque en el último censo nos preguntaron sobre nuestra ascendencia racial y sobre las creencias que pudiéramos tener.

Nuestra historia comienza cuando los portugueses desembarcaron en 1701. Montevideo fue fundada en esta ubicación por motivos estratégicos, de hecho su contorno es escarpado por el lado Sur y Oeste, a tiro de piedra por el Norte y solo había que parapetar el lado Este, además la zona de fondeo quedaba cerca y esto resulta importante. Si así no fuese estaría asentada más próximo a las fuentes de agua de aquel entonces. De hecho la fundación de Montevideo estaba resuelta por los portugueses, pero el gobernador de Colonia se interpuso, y uno de los argumentos era la falta de agua y de leña. El informe de Sebastián Veiga Cabral fue decisivo, para no fundar Montevideo en 1701. Veintidós años después, deciden hacerlo, pero Zabala lo impide.

En 1719 El gobernador de Buenos Aires, Bruno Mauricio de Zabala, cumpliendo reales ordenes, encarga al Cap., Ing. Domingo Petrarca un relevamiento de la ensenada de Montevideo, el que constituye el primer relevamiento topográfico de la bahía En él se indica” los manantiales de agua dulce y terreno a propósito que se puede poblar y fortificar siendo el elegido la península hoy denominada Ciudad Vieja.
……………………………………

Veintidós años después…

Diario del Gobernador de Buenos Aires

El día 1.º de diciembre del año de 1723 me dio noticia el capitán Pedro Gronardo, práctico de este Río de la Plata, que, habiendo llegado a la ensenada de Montevideo con motivo de conducir un navío del asiento de negros que volvía a Inglaterra, había hallado en ella uno de guerra de 50 cañones, portugués, con otros tres más chicos, mandados por don Manuel de Noroña; y en tierra, en 18 toldos, hasta 300 hombres que se fortificaban, y que le habían dicho venían a apoderarse y establecerse en aquel puerto, y le mandaron saliese de él.

El día 2 envié al capitán de caballos don Alonso de la Vega y al de infantería don Francisco Cárdenas con orden de que, si Echaurri, volviendo a la referida guardia, confirmase la noticia de hallarse los portugueses establecidos en Montevideo, continuase su marcha Vega, reforzando su destacamento con la gente de ella, y Cárdenas quedase con la infantería, como se ejecutó. El día 7 se puso delante de los portugueses con su gente, la que se reforzó en pocos días hasta el número de 200 caballos.

El día 4 de Enero el comandante del destacamento que tenía en Montevideo les quitó, a las 11 del día, 450 caballos y porción de vacas, que los tenían pastando debajo de su cañón.

El día 22 de enero recibí carta de don Manuel de Freytas, con fecha de 19, en que me expresaba que, en vista de los aparatos con que intentaba atacarle, se retiraba, abandonando el puerto y protestando la posesión que había tomado de él, a dar cuenta a su Rey de mis operaciones, de las que no sabía cómo podría responder, siendo dirigidas a un rompimiento declarado. No me dio lugar a responderle, porque el mismo día 19 se hizo a la vela, llevándose toda su gente.

LA PRIMERA FUENTE EN MONTEVIDEO

En esa fecha ya la habían encontrado los portugueses luego la aprovecharon los españoles , estaba ubicada en las actuales calles 25 de Mayo Cerrito y Juan Carlos Gómez La fuente quedaba a la altura de Juan Carlos Gómez y Juncal La calle se llamaban La Fuente y al hacer su primer Cabildo le dieron el nombre a la calle Piedras De los dos embarcaderos que había, el más próximo a la quebrada de los manantiales se destinaba a la aguada de los navíos y llevaba su nombre y desembocaba en la actual calle Florida

LA DE MASCARAÑA (1736)

Debe su nombre a Luis de Sosa Mascareño (Mascarehas), un chileno que llego como soldado del capitán Frutos de Palafox y Cardona. Mascareñas tenía entonces 19 años en el reparto de solares se le adjudica uno en la segunda cuadra (la paralela a la costa) contiguo al que tenia Gerónimo Pistolete y que correspondía a la calle Fuentes (Piedras y Juncal) para 1742 era el oficial Real del Puerto y Ciudad de San Felipe de Montevideo El plano de Ferreira da Silva decía Fuente de Mascarabas; no tiene (la ciudad) otra agua dulce porque a este puerto llega el agua salada de mar.

LA FUENTE MAYOR Y DEL SUR

Para 1762 la visita del ingeniero Antonio Aymerich dejo en evidencia el problema que significaría un sitio Con este motivo el ingeniero Francisco Rodrigues Cardozo le contesto más o menos que agua sobraba No obstante una seca dos años después la hizo escasear, motivo por el cual se abre una nueva fuente a tiro de piedra de la Muralla junto al portón, tiene 4 varas de ancho y cuatro de largo (340 x 3.40 m). “Y forma una cisterna tan grande que cuanto más se le saca mas mana ” Francisco Rodríguez Cardozo Habiendo concluido esta fuente, me puse a continuar la del Sur bajo el glacis de la Ciudadela y con los mismos doce presidiarios la que espero sirva para 1500 hombres.

De las fuentes una está pegada del portón de San Pedro (a tiro de piedra y junto al portón) El portón quedaba en la calle San Pedro (hoy 25 de mayo entre Juncal y Ciudadela)

La otra “Junto al foso del lado Sur” corresponde a la actual ubicación de teatro Solís

LA FUENTE DE VIANA

Frente al `portón nuevo otra fuente aparece en un plano es la fuente de Viana también llamada de la tropa y otra llamada La Aguada de Portón viejo

El gobernador del Pino le comunicaba a Vertiz Se cubrieron de bóveda dos pequeños manantiales el uno dentro de esta plaza y el otro fuera de ella inmediato a la puerta del foso Los dos manantiales referidos era el de Cardozo de fecha 1764 y el de Viana en 1771 para los presos de la ciudadela junto a la muralla

FUENTE DE LA CRUZ

Era otro pozo, cerca de la fuente de Mascarañas, paralela a la calle de la fuente hoy corresponde a la actual Cerrito Unos planos del proyecto de la ciudadela la ubican a 300 varas de la muralla en la recta que prolonga la calle San Pedro (25 de Mayo y Florida) Estaba provista de una bóveda de una puerta con escalones

LA PRIMER HUELGA EN MONTEVIDEO, LA DE LOS AGUATEROS 1779

La venta de agua daba cierta insolencia a los aguateros, los que se habían atrevido a realizar una huelga en 1779, al mismo Rey, de la que daba cuenta Del Pino al oficial real: el pretexto parecía ser la falta de pago, por parte de las arcas reales.

DE ÉPOCA
“Muy señor mío: Haviendo acaecido el día de hoy, que los peones destinados a los carros, que distribuyen la agua a los Guardias Cuarteles y presidiarios de esta Plaza, los han abandonado faltando a estas obligaciones y alegando que no se les paga sus sueldos vencidos en el real servicio; y diciéndome el Excmo. Sr. Virrey, en oficio del 31 de marzo ultimo avia qudado al Sr Intendente en dar providencia para que savaran a los individuos empleados en estas obras, espero me diga V.M si se halla con orden para ellos o si tiene

Arbitrio para de pronto darle algún socorro con que se le estimule a la continuación de su encargo, para que no carezca la tropa de tan precioso auxilio y se corten por este medio las frecuentes quejas.

…………………….
Al mismo tiempo se construyeron dos balsas (embalses extramuros) y dos aljibes. Para 1744 las viejas fuentes de la ciudad se derrumbaron. El cabildo ordeno repararlas y cuatro años después estaban en condiciones.

INFORME dirigido a Andonaegui 1746
“El la del 30 pasado me ordena V.S. que le diga qué posición de agua hay en el caso que fuese sitiada la ciudadela a la que debo decile que por el plano adjunto de la ciudadela vera dos aljibes proyectados , dos balsas a tiro de fusil y dos fuentes dentro de la ciudadela y dos fuentes manantiales dentro de la plaza Pero si nos atacaran como hoy es costumbre , se sabe necesitaríamos de lagunas pipas hasta hacer los aljibes y si por allí hubiera unos veinte o veinticinco vagabundos fuera bien a remitirlos a hacer el aljibe mas presto porque hoy me halo con 100 desterrados y diez enfermos: los demás indios, que no son para nada aunque halla doscientos”
…………………….

Para 1804 la fuente del Puerto se había convertido en la una casa, hoy Piedras 528, construida en 1804 para vivienda particular de Don Tomás Toribio, primer Arquitecto civil de Montevideo, fue declarada en 1975 Monumento Histórico Nacional. Edificación de fachada simétrica, sobria y austera en decoración es el reflejo de las características constructivas de la época Al estas ubicada sobre la fuente que le obligaba a respetar la servidumbre de paso resolvió dejar la planta baja libre con un pasaje que permitiera el acceso a la fuente y su vivienda en la planta alta

La toma de agua por los carretilleros de la fuente de las Canarias, hizo que las de la plaza se abandonaran, circunstancia que aprovecho Maciel para solicitar que la fuente de San José se las concediese para el uso del Hospital. Con este objeto se dirigió al Gobernador Bustamante y Guerra en 1801 que el hospital a su cargo se halla en extrema carestía para las precisas atenciones por ser considerable el gasto no solo en la cocina, sino en los fregados y la botica, sino porque continuamente se dan baños a los enfermos de venéreas, no dando abasto las seis pipas que se extraje el aljibe del hospital Por eso solicito se me permita hacer limpiar un manantial que se halla en el lado sur del fuerte de San Joseph cuyas aguas potables están sirviendo para el lavado y remojo de cueros, en perjuicio del buen aire de las inmediaciones Por la cual solicito ponerle cercado de ladrillos con la correspondiente puerta con llave, a los efectos de que no puedan en lo sucesivo ensuciar el agua con las inmundicias

LA FUENTE DE LAS CANARIAS

Durante el gobierno de Viana se descubrieron nuevas fuetes junto al arroyo de las Canarias que desembocaba en la bahía actual calle Paraguay Diego de Alvear en 1784 decía El pueblo se surte de preferencia de la fuente nombrada de las Canarias cerca del portón viejo cuyas cristalinas aguas aunque escasas son muy delgadas, digestivas nutritivas y otras virtudes excelentes

“Los que conocieron Montevideo , ahora a treinta o cuarenta años atrás, se acuerdan buen que el agua que se bebía en esta ciudad , era más abundante, más delgada y de mejor calidad de la que se bebe en el presente; pues los que bebían en Buenos Aires, la elogiaban como muy superior En principio de que proviene esta diferencia, es de que la masa de arena que está en la aguada se ha disminuido notablemente, pues en otro tiempo de veía como dijimos, médanos altos cubiertos de juncos, muy superiores al nivel de la playa: en el lugar que ahora destruidos los juncos con el trajín, arrebatada mucha parte de la arena con el viento y otras muchas extraídas para las obras del pueblo, los médanos se han abatido en tan grado que la arena esta casi a nivel de la playa” (22 de marzo 1793)

La zona del arroyo de las canarias resulto más abundante en aguas que la quebrada de los manantiales y como el cabildo arrendaba los propios a los vecinos comprendidos entre el ejido y la muralla, los que estaban próximos al arroyo habría pozos para sus tareas agrícolas

EL ALJIBE DEL CABILDO

Se ordeno su construcción el 27 de noviembre de 1797, encargándose la obra al maestro Antonio Navajas, quien estimo el costo en 500 pesos De este modo además de tener agua en abundancia para los presos, se obtenía una economía anual de 108 pesos, que representaba el costo del agua, de modo que en cinco años se pagaba. Se concluyó a fines de enero de 1798.

En el casco urbano se registraron 5.915 blancos, 138 naturales, 294 pardos libres, 146 morenos libres, 88 pardos esclavos y 2.786 morenos esclavos, cantidades de ambos sexos a cuya suma hay que agregar 60 personas existentes en el convento de San Francisco, incluyendo un sirviente blanco y 30 esclavos Las principales casas de la ciudad disfrutaban de aljibes, pero el agua era también transportada en carros, desde pozos cavados en la arena, en la orilla del rio.

LOS AGUATEROS

La conducción de agua desde la fuente de las Canarias , a medio tiro de cañón de las puertas de la ciudad, hasta el interior de esta , constituía un problema serio, los aguateros iban por ella en grandes carretones, de pesadas y enormes ruedas, en los que llevaban en una pipa el liquido elemento, arrastrando dos bueyes de carga Al iniciarse el siglo XIX, el aumento de la población hizo difícil el abastecimiento de agua a la ciudad, cuyo consumo era cada vez mayor; los aguateros traían de los pozos de Canarias y de la fuente Nueva. La demanda llevo a elevar el precio que corrientemente se pagaba medio real por 4 caneca (vasija de barro de 10 l. en Montevideo) a un real por 3 canecas es decir un incremento del 200% .Narra Isidoro “Hacían el trayecto generalmente por la playa (hoy calle Cerro Largo) hasta el Cubo (del Norte) , por donde doblaban para venir a entrar por el Portón de San Pedro; es decir por donde ocupan hoy las manzanas entre Ciudadela y Juncal en esa parte del Norte (calle hoy 25 de Mayo). “ El aguatero, a paso de buey, recorriendo calles, despachaba su pipa de agua, y volvía a llenarla a los pozos para una segunda jornada. A la puesta del sol “ya me los tenía usted con la junta desunida, y su carreta con el pipón descansado de la fatiga del día al frente de su casita, por las inmediaciones de la quinta de las Albahacas al Sur y Norte que era el paraje donde vivían” En santa paz contaban su reales, agenciados con la venta del agua, en buena plata en tiempo de los españoles, y en cobre en el de los portugueses.

Más información:
http://www.elobservador.com.uy/hallan-un-reservorio-agua-del-1700-debajo-torre-ejecutiva-n660136
http://www.ub.edu/geocrit/b3w-658.htm
http://www.periodicas.edu.uy/o/Nuestra_tierra/pdfs/2-Montevideo_en_el_siglo_XVIII.pdf
De Viajes El País
———————-
Consultá sobre las diversas opciones para tu desarrollo entrando aquí: Leer+ 

Escribinos: academiapasodelostoros@gmail.com
PASÁ Y MIRÁ, CONECTATE:  Academia Paso de los Toros – Prof. Slekis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s