Publicado en Artigas, Ética, Filosofía, Folclore, Formación, Historia, Instituciones, Mujeres, Política, Protagonistas, Relaciones internacionales

Artigas… ¿“quiso ser argentino y no lo dejaron”?

Historia de Artigas, según CFK – Cristina Kirchner aseguró que fue “(Manuel de) Sarratea el que impidió que los diputados de Artigas llegaran a la Asamblea del año XIII”, en referencia al cónclave que se desarrolló en Tucumán entre 1813 y 1815, y que impulsó cambios profundos y trascendentales para la independencia definitiva del país.


José Gervasio Artigas (caricatura) copia 11
DEL RÍO DE LA PLATA

“Yo, Gervasio Artigas, argentino, nacido en la Banda Oriental”

La presidenta argentina se refirió al testamento del prócer uruguayo y dijo que “la historia hay que contarla entera”. Cristina Fernández de Kirchner, se refirió a la figura del prócer uruguayo, José Gervasio Artigas, y repitió que “quiso ser argentino y no lo dejaron”.

En un acto en Pilar, donde se entregó la netbook 3 millones del Plan Conectar Igualdad -similar al Plan Ceibal de Uruguay- la mandataria se dirigió a su platea, en su mayoría compuesta por chicos escolares, para contar algo de historia. En su discurso, televisado por C5N y citado este martes por Montevideo Portal, Fernández dijo que en el testamento, Artigas reconocía su condición de argentino. “Artigas, un héroe tal vez desconocido para los argentinos, pero un gran héroe como San Martín, Belgrano, Bolívar. Murió diciendo -encabezaba su testamento diciendo- ‘Yo, Gervasio Artigas, argentino, nacido en la Banda Oriental’, porque siempre quiso ser argentino y no lo dejaron”, manifestó. La presidenta argentina aseguró que “la Banda Oriental del Uruguay, que hoy es la República Oriental del Uruguay, no forma parte del gran territorio de la Patria Grande porque en el año XIII, cuando se hizo la asamblea del año XIII, el triunvirato encabezado por Sarratea (…) fue el que prohibió el ingreso a los diputados de Artigas que querían formar parte de la Argentina”. Estas nuevas declaraciones sobre la intención de Artigas de ser argentino llegan pese a las duras críticas que recibió desde Uruguay, especialmente de la oposición, por sus primeros dichos. Sin embargo, el historiador Lincoln Maiztegui afirmó que “a tesis de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner es aventurada e imposible de probar, pero no es ni ofensiva ni disparatada”.

 POLÉMICA

Para Dovena, “Artigas es de toda Latinoamérica” y Mujica “de toda la región” “En Argentina cada día se presenta más fuerte la importancia de Artigas”, dijo el embajador argentino en Uruguay.

  • Dante Dovena

El embajador argentino en Uruguay, Dante Dovena, opinó sobre la polémica generada por los dichos de su presidenta, Cristina Fernández, con respecto a que José Artigas “quiso ser argentino y no lo dejaron”, y manifestó que se trata de un héroe “de toda Latinoamérica”.

“En Argentina cada día se presenta más fuerte la importancia de Artigas. Como San Martín o Bolívar, Artigas es de toda Latinoamérica”, expresó, según informa la diaria.

“Incluso nosotros creemos que (el presidente José) Mujica es un presidente de toda la región. Los liderazgos y también se globalizan”, agregó.

Cristina Fernández se refirió nuevamente a la figura del prócer uruguayo, José Gervasio Artigas, y repitió que “quiso ser argentino y no lo dejaron”. “Artigas, un héroe tal vez desconocido para los argentinos, pero un gran héroe como San Martín, Belgrano, Bolívar. Murió diciendo -encabezaba su testamento diciendo- ‘Yo, Gervasio Artigas, argentino, nacido en la Banda Oriental’, porque siempre quiso ser argentino y no lo dejaron”, manifestó.

Al respecto, Dovena defendió las declaraciones de la mandataria e intentó aclarar lo que quiso decir, según informó la diaria. “Siempre se habló de Provincias Unidas, dentro de la cual estaba la Banda Oriental, incluso hay un testamento en que se dice argentino”.

“Estaba en contra de la creación de Uruguay, quienes establecieron el Estado uruguayo no lo querían mucho, pero más allá de eso, lo que hizo la presidenta fue hacer un mea culpa profundo sobre lo mal que actuaron los porteños”, señaló el embajador, quien agregó que cuando fue diputado en su despacho tenía los cuadros de Perón, Evita y Artigas.

 

CRÍTICAS DESDE URUGUAY

Algunas:

> “Hay en las palabras de la mandataria una bienvenida autocrítica-Artigas sí fue, incluso contra su propia voluntad, el fundador de la nacionalidad oriental. Es evidente que el jefe de los orientales se sintió siempre parte de una misma nación con los miembros de las demás provincias, y jamás soñó con separar la Banda Oriental. Artigas no quería ser argentino: quería Provincias Unidas del Río de la Plata que es algo muy distinto. La señora tendría que leer las Instrucciones del Año XIII” (Pedro Bordaberry, senador y candidato presidencial del Partido Colorado).
HISTORIADOR LEONARDO BORGES. Entrevista. Un refrescante aporte al debate sobre Artigas.
> “No señora, con todo respeto pero firme: Artigas es el jefe de los Orientales, pensó una Patria Grande, no en ser argentino” (Luis A. Lacalle Pou, diputado y candidato presidencial del Partido Nacional).

images

Seguramente nuestro mentor, como un caballero galante, sólo habría esbozado una sonrisa ante tanto despliegue de teorías, viendo que no sólo las tejen respecto a Gardel.

Publicado en Ética, Formación, Historia nacional

El punto de partida de nuestra Patria Grande

Instrucciones del Año XIII, el más importante documento político de nuestra historia

En la historia del Río de la Plata hay un momento decisivo, un verdadero mojón que marca un antes y un después en materia de la organización política futura de las colonias europeas de esta región. De ese episodio, de sus consecuencias irreversibles se cumplen doscientos años en este mes de abril.  Por supuesto, y ante todo, es este una de las pruebas más relevantes de la visión del Jefe de los Orientales respecto de la organización que podían darse las naciones que, poco a poco, iban dibujando su perfil. No hay en toda la lucha independentista de Iberoamérica una personalidad más completa en lo que se refiere a la idea revolucionaria que la de nuestro héroe. Ni Bolívar, el de los inmensos sueños tantas veces alejado de la realidad, se le compara. La conducción política debe estar tan cerca de la realidad sobre la que pretende operar como alta en la concepción ideal del mañana. Una vez más, solo la síntesis entre lo que se puede y se quiere eleva a determinados hombres sobre la mediocridad o los aleja de ensoñaciones imposibles.

ARTIGAS, EL BAUTISTA DE LA REPÚBLICA   nos lleva del uso espontáneo del término Banda Oriental del Río de la Plata, hasta que aparece en 1812 la expresión Banda Oriental del Uruguay -el Éxodo   determinó el cambio- y se transforma en Provincia Oriental del Uruguay a los efectos del Congreso de Abril. Y finalmente, el nombre de República Oriental aparece en la firma de Artigas en Purificación de las patentes de corso y otros documentos.
ARTIGAS, EL BAUTISTA DE LA REPÚBLICA nos lleva del uso espontáneo del término Banda Oriental del Río de la Plata, hasta que aparece en 1812 la expresión Banda Oriental del Uruguay -el Éxodo determinó el cambio- y se transforma en Provincia Oriental del Uruguay a los efectos del Congreso de Abril. Y finalmente, el nombre de República Oriental aparece en la firma de Artigas en Purificación de las patentes de corso y otros documentos.

Artigas estaba formado en lo mejor del pensamiento político que estaba a su alcance en esos tiempos. Buen nivel educativo en los franciscanos, conocimiento del pensamiento político español a través de su contacto con Félix de Azara, sus lecturas de las obras de los Padres Fundadores de los EE.UU., cuyas traducciones circulaban clandestinamente por estas tierras, y por sobre todo, el conocimiento cabal de la realidad de las provincias, sus equilibrios de poder, sus debilidades, sus fortalezas. Por ello es que las propuestas plasmadas en las Instrucciones se amoldan a la perfección a lo que era posible en materia de organización de las provincias del antiguo Virreinato.

Las propuestas artiguistas son audaces y del mejor cuño libertario y republicano, adecuadas a la necesidad de equilibrar las autonomías con los poderes supra provinciales de la Confederación. Nunca hubo un proyecto a la vez más realista y avanzado. Pero solo una frase, escrita a partir de la franqueza, de la apreciación de la cruda realidad, es la que derrumba todo aquel proyecto: Que la capital de la Confederación debía estar afuera de Buenos Aires… Esta afirmación trae en su propio texto la condena de todo el resto.

Una lectura reciente del siempre recordado Arturo Ardao nos recuerda a Artigas como el bautista de la República Oriental del Uruguay. Y nos lleva de la mano desde el uso espontáneo del término Banda Oriental del Río de la Plata, hasta que aparece en 1812 la expresión Banda Oriental del Uruguay -el Éxodo sin duda alguna determinó el cambio a la referencia geográfica- y se transforma en Provincia Oriental del Uruguay a los efectos del Congreso de Abril. Y finalmente, el nombre de República Oriental aparece en la firma de Artigas en Purificación de las patentes de corso y otros documentos.

Buenos Aires como centro del poder político y económico fue pues el gran obstáculo para que la Patria Grande se hiciera realidad. Bastó una expresión en las Instrucciones para que el gobierno porteño arrojara a los orientales a las fauces siempre ávidas del Imperio portugués. Para que se alentara todo lo que pudiera exterminar a Artigas y al sueño compartido de todas las provincias. Hasta ese momento la historia pudo haber sido una, después, la que conocemos. De esa página triste nace la definitiva independencia de los orientales, del Uruguay como entidad siempre distinta y separada. Lo que pudo ser y no fue. Lo que somos y lo que seremos para siempre. ¡Independientes!

Texto: MARÍA JULIA POU
Edición: Prof. Slekis Riffel, La Academia, PToros
 

subido por Prof. Graciela Slekis Riffel y que puedes bajar a tu PC
 artículo
Publicado en Relaciones internacionales, Seguridad, Trabajo

Texto completo

ACUERDO ENTRE LA REPUBLICA ARGENTINA Y LA REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY PARA EL INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN TRIBUTARIA Y MÉTODO PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN

PREÁMBULO

La República Argentina y la República Oriental del Uruguay, en adelante, “las Partes”:

Con el deseo de brindar un marco para la cooperación y el intercambio de Información

tributaria y evitar la doble imposición tributaria para los residentes de ambos países

Acuerdan lo siguiente:

TITULO I: DISPOSICIONES COMUNES

ARTÍCULO 1

DEFINICIONES GENERALES

1. En el presente Acuerdo:

(a) por “República Argentina”, se entenderá el territorio sujeto a la soberanía de

la República Argentina, de conformidad con sus normas constitucionales y

legales.

(b) por “República Oriental del Uruguay”, se entenderá el territorio de la

República Oriental del Uruguay, y cuando sea usado en un sentido

geográfico significa el territorio, incluidas las áreas marítimas y el espacio

aéreo sobre el cual el Estado ejerce los derechos de soberanía y

jurisdicción de acuerdo con el Derecho internacional y la legislación

nacional.

(c) por “Sociedad” se entenderá toda Persona jurídica o entidad, incluido los

contratos, que se consideren sujetos pasivos a los fines impositivos.

(d) por “Autoridad Competente” se entenderá:

(i) En el caso de la República Argentina, el Administrador Federal de

Ingresos Públicos o su representante autorizado;

(ii) En el caso de la República Oriental del Uruguay, el Ministro de

Economía y Finanzas o su representante autorizado;

(e) por “Derecho Penal” se entenderá el derecho penal definido como tal según

las legislaciones internas, independientemente de estar contemplado en el

derecho tributario, el código penal u otras leyes;

(f) por “Asuntos Penales Tributarios” se entenderá los asuntos tributarios que

impliquen actos intencionales, que estén sujetos a un proceso judicial

según lo estipulado por el derecho penal de la Parte requirente;

(g) por “Información” se entenderá todo dato, declaración, documento o

registro cualquiera sea la forma que revista;

(h) por “Medidas para la Obtención de Información” se entenderá todas las

normas y los procedimientos administrativos o judiciales que permitan que

una Parte obtenga y brinde la Información solicitada;

(i) por “Persona” se entenderá toda Persona física, Sociedad o cualquier

entidad, ente o asociación de Personas o patrimonio que sea considerada

sujeto pasivo a los fines impositivos o bien que se encuentre sujeta a

responsabilidad tributaria de acuerdo con la legislación de cada Parte;

(j) por “Sociedad que Cotiza en Bolsa” se entenderá cualquier Sociedad cuya

clase principal de acciones se cotice en una bolsa de valores reconocida

siempre que sus acciones que cotizan en bolsa puedan ser fácilmente

adquiridas o vendidas por el público. Se entiende que las acciones pueden

ser adquiridas o vendidas “por el público” cuando la adquisición o venta de

acciones no esté restringida en forma implícita o explícita a un grupo

limitado de inversores;

(k) por “Clase Principal de Acciones” se entenderá la clase o clases de

acciones que representan a la mayoría con derecho a voto y a la mayor

representación de la Sociedad;

(l) por “Bolsa de Valores Reconocida” se entenderá cualquier bolsa de

valores acordada por las Autoridades Competentes de las Partes;

(m) por “Plan Público de Inversión Colectiva” significa cualquier vehículo de

inversión colectiva, independientemente de su forma jurídica. La expresión

“fondo o plan de inversión colectiva público” significa todo fondo o plan de

inversión colectiva siempre que las unidades, acciones u otras

participaciones en el fondo o en el plan estén a disposición inmediata del

público para su adquisición, venta o reembolso. Las unidades, acciones u

otras participaciones en el fondo o en el plan están a disposición inmediata

del público para su compra, venta o reembolso si la compra, venta o

reembolso no están restringidas implícita o explícitamente a un grupo

limitado de inversores;

(n) por “Parte Requerida” se entenderá la Parte del presente Acuerdo a la que se

le solicita proporcione Información;

(o) por “Parte Requirente” se entenderá la Parte del presente Acuerdo que envía

una solicitud de Información;

(p) por “Impuesto” se entenderá cualquier Impuesto al que sea aplicable el Título

II o el Título III del presente Acuerdo, según proceda.

2. En lo que respecta a la aplicación del presente Acuerdo en cualquier momento

para una Parte, cualquier término no definido en el presente tendrá, a menos que el

contexto exija una interpretación diferente, el significado que le atribuya a dicho

término en ese momento la legislación de dicha Parte, y el significado atribuido por la

legislación fiscal de aplicación de dicha Parte prevalecerá por sobre el significado

atribuido al término según lo dispuesto por otras leyes de dicha Parte.

TITULO II: INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN

ARTÍCULO 2

OBJETO Y ÁMBITO DEL INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN

1. Las Autoridades Competentes de las Partes se prestarán asistencia mutua

mediante el intercambio de Información que sea previsiblemente relevante para la

administración y aplicación de la legislación interna de las Partes con relación a los

Impuestos y Asuntos Penales Tributarios comprendidos en el presente Acuerdo. Dicha

Información comprenderá aquella Información que sea previsiblemente relevante para

la determinación, liquidación, la implementación, el control y la recaudación de dichos

Impuestos, para el cobro y la ejecución de créditos tributarios o para la investigación o

el enjuiciamiento de asuntos tributarios.

2. La Información se intercambiará de conformidad con las disposiciones del presente

Acuerdo y se tratará de manera confidencial según lo dispuesto en el artículo 7 del

presente.

3. Los derechos y las garantías reconocidas a las Personas por las leyes o las

prácticas administrativas de la Parte Requerida seguirán siendo aplicables.

4. El presente Acuerdo no incluye medidas dirigidas únicamente a la simple

recolección de evidencias con carácter meramente especulativo (“fishing expeditions”).

ARTÍCULO 3

JURISDICCIÓN

La Parte Requerida no estará obligada a facilitar la Información que no obre en poder

de sus autoridades o que no esté en posesión o bajo el control de Personas que se

hallen en su jurisdicción territorial.

ARTÍCULO 4

IMPUESTOS COMPRENDIDOS

1. El presente Título se aplicará a todos los Impuestos nacionales vigentes

establecidos por las Partes.

2. El presente Título se aplicará asimismo a todo Impuesto establecido con

posterioridad a la fecha de la firma del Acuerdo que se añada o que sustituya a los

vigentes. La Autoridad Competente de cada Parte notificará a la otra sobre todo

cambio sustancial en la legislación que pudiera afectar las obligaciones de dicha Parte

en virtud de lo establecido en el presente Acuerdo.

ARTÍCULO 5

INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN A SOLICITUD

1. La Autoridad Competente de la Parte Requerida proporcionará Información,

ante una solicitud por escrito para los fines previstos en el Artículo 2. Dicha

Información se intercambiará independientemente de que la conducta objeto de

investigación pudiera constituir un ilícito en materia tributaria conforme la normativa de

la Parte Requerida si dicha conducta se hubiera producido en el territorio de esa Parte.

2. Si la Información en poder de la Autoridad Competente de la Parte Requerida

no es suficiente para permitirle cumplir con la solicitud de Información, dicha Parte

utilizará todas las Medidas para la Obtención de Información necesarias para poder

brindar a la Parte Requirente la Información solicitada, sin perjuicio de que la Parte

Requerida pueda no necesitar dicha Información para sus propios fines tributarios.

3. En caso que la Autoridad Competente de la Parte Requirente lo solicite

específicamente, la Autoridad Competente de la Parte Requerida brindará Información

conforme a lo establecido en el presente Artículo, en la medida permitida por su

legislación interna, en forma de declaraciones de testigos y copias autenticadas de

documentos originales.

4. Cada Parte garantizará que, a los efectos expresados en el Artículo 2, su

Autoridad Competente está facultada para obtener y proporcionar, previo

requerimiento:

a. Información que obre en poder de bancos, otras instituciones

financieras y cualquier Persona que actúen en calidad de

mandatario o fiduciario;

b. Información vinculada a la propiedad de Sociedades, Sociedades

Personales, fideicomisos, fundaciones y otras Personas, incluida,

con las limitaciones establecidas en el artículo 3, la Información

sobre propiedad respecto de todas las Personas que componen una

cadena de propiedad; en el caso de fideicomisos, información sobre

los fiduciantes, fiduciarios y beneficiarios; y en el caso de

fundaciones, información sobre los fundadores, miembros del

consejo de administración u órgano similar y beneficiarios.

c. En todos los casos, cada Parte asegura a la otra, acceso a toda la

Información de propiedad de las Sociedades (accionistas y/o socios,

vinculación y constitución de Sociedades).

Además, este Acuerdo no impone a las Partes contratantes la obligación de obtener o

proporcionar Información sobre la propiedad con respecto a Sociedades que cotizan

en Bolsa o fondos o planes de inversión colectiva públicos, a menos que dicha

Información pueda obtenerse sin ocasionar dificultades desproporcionadas

5. Toda solicitud de Información deberá formularse con el mayor detalle posible y

deberá especificar por escrito:

a) la identidad de la Persona sometida a inspección o investigación;

b) el período respecto del cual se solicita la Información;

c) la naturaleza de la Información solicitada y la forma en la que la

Parte Requirente desearía recibirla;

d) el fin tributario por el cual se solicita la Información;

e) los motivos para creer que la Información solicitada es

previsiblemente relevante para la administración y aplicación de los

Impuestos de la Parte Requirente, con relación a la Persona

identificada en el inciso (a) de este apartado;

f) los motivos para creer que la Información solicitada es conservada

por la Parte Requerida u obra en poder o bajo el control de una

Persona que se encuentre en la jurisdicción de la Parte Requerida;

g) en la medida en que se conozcan, el nombre y la dirección de toda

Persona que se crea que posee la Información solicitada o pueda

obtenerla;

h) una declaración que estipule que la solicitud es de conformidad con

las leyes y prácticas administrativas de la Parte Requirente, que si la

solicitud de Información se realizara dentro de la jurisdicción de la

Parte Requirente, entonces, la Autoridad Competente de la Parte

Requirente estaría en condiciones de obtener la Información

conforme a su legislación o en el curso normal de la práctica

administrativa y que dicha solicitud es de conformidad con lo

estipulado en el presente Acuerdo;

i) una declaración que estipule que la Parte Requirente ha utilizado

todos los medios disponibles en su propio territorio para obtener la

Información, salvo aquellos que dieran lugar a dificultades

desproporcionadas.

6. A fin de asegurar una respuesta rápida, la Autoridad Competente de la Parte

requerida:

a) confirmará la recepción de la solicitud por escrito a la Autoridad

Competente de la Parte requirente y, dentro de los 60 días de haber

recibido la solicitud, notificará a dicha autoridad los eventuales

defectos de la solicitud;

b) si la Autoridad Competente de la Parte requerida no hubiera podido

obtener y brindar Información en el plazo de 90 días a partir de la

recepción del requerimiento, incluido el supuesto de que tropiece

con obstáculos para proporcionar la Información o se niegue a

proporcionarla informará inmediatamente a la Parte requirente,

explicando las razones de esa imposibilidad, la índole de los

obstáculos o los motivos de su negativa. El otro Estado contratante

decidirá si anular o no su requerimiento. Si decidiera no anularlo, los

Estados contratantes, informal y directamente, mediante un Acuerdo

amistoso, analizarán las posibilidades de alcanzar el objeto de la

solicitud, y se consultarán entre sí el modo de lograr tal objetivo.

Las restricciones temporales mencionadas en el presente numeral no afectan en modo

alguno la validez y legalidad de la Información intercambiada en virtud del presente

Acuerdo.

ARTÍCULO 6

POSIBILIDAD DE RECHAZAR UNA SOLICITUD

1. La Autoridad Competente de la Parte requerida podrá denegar su asistencia

cuando:

(a) la solicitud no se realice conforme a lo estipulado en el presente

Acuerdo;

(b) la Parte Requirente no haya utilizado todos los medios disponibles en

su propio territorio para obtener la Información, excepto aquellos

casos donde los recursos que se utilicen para recurrir a dichos medios

pudieran dar lugar a dificultades desproporcionadas; o

(c) la comunicación de la Información solicitada sea contraria al orden

público.

2. El presente Acuerdo no impondrá a una Parte Requerida la obligación de

brindar Información sujeta al secreto profesional, comercial, empresarial, mercantil o a

un proceso industrial, siempre que la Información descripta en el apartado 4 del Artículo

5, no se trate como tal secreto o proceso industrial por el mero hecho de ajustarse a

los criterios de dicho apartado.

3. Las disposiciones de este Acuerdo no impondrán a una Parte contratante la

obligación de obtener o proporcionar Información que pudiera revelar comunicaciones

confidenciales entre un cliente y un abogado u otro representante legal reconocido,

cuando dichas comunicaciones:

(a) se produzcan con el fin de recabar o prestar asesoramiento jurídico, o;

(b) se produzcan a efectos de su utilización en un procedimiento jurídico en

curso o previsto.

4. No podrá denegarse una solicitud de Información fundamentando que existe

controversia en cuanto al crédito tributario que origina la solicitud.

5. No se exigirá a la Parte Requerida que obtenga y proporcione Información que

si estuviera en la jurisdicción de la Parte Requirente la Autoridad Competente de la

Parte Requirente no sería capaz de obtener en virtud de su propia legislación o en el

curso normal de las prácticas administrativas.

6. La Parte Requerida podrá denegar una solicitud de Información si la

Información es solicitada por la Parte Requirente para administrar o hacer cumplir una

disposición de su derecho tributario, o cualquier otro requisito relacionado con ella,

que resulte discriminatoria contra un nacional o ciudadano de la Parte Requerida en

comparación con un nacional o ciudadano de la Parte Requirente en las mismas

circunstancias.

ARTÍCULO 7

CONFIDENCIALIDAD

Toda Información brindada y recibida por las Autoridades Competentes de las Partes

tendrá carácter confidencial, en iguales condiciones que la Información obtenida sobre

la base de su legislación interna o conforme a las condiciones de confidencialidad

aplicables en la jurisdicción de la Parte que la suministra si estas últimas son más

restrictivas y sólo podrá comunicarse a las Personas o autoridades (incluidos los

tribunales y órganos administrativos) bajo la jurisdicción de la Parte encargada de la

gestión o recaudación de los Impuestos comprendidos en el presente Acuerdo, de los

procedimientos declarativos o ejecutivos relativos a dichos Impuestos o de la

resolución de los recursos relativos a los mismos. Dichas Personas o autoridades sólo

utilizarán esa Información para esos fines. Podrán revelar la Información en

procedimientos judiciales públicos o en las sentencias judiciales. La Información no

podrá comunicarse a ninguna otra Persona, entidad, autoridad o a cualquier otra

jurisdicción sin el expreso consentimiento por escrito de la Autoridad Competente de la

Parte Requerida.

ARTÍCULO 8

COSTOS ADMINISTRATIVOS

Salvo acuerdo en contrario de las Autoridades Competentes de las Partes, los costos

ordinarios incurridos por la asistencia brindada serán sufragados por la Parte

Requerida y los costos extraordinarios incurridos por la asistencia brindada

(incluyendo los costos de contratación de asesores externos con relación a un litigio u

otro procedimiento) serán sufragados por la Parte Requirente. Las respectivas

Autoridades Competentes se consultarán ocasionalmente respecto del presente

Artículo y en particular la Autoridad Competente de la Parte Requerida consultará con

anticipación a la Autoridad Competente de la Parte Requirente si se espera que los

costos por brindar Información vinculados a una solicitud específica sean significativos.

TITULO III: MÉTODO PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN

ARTÍCULO 9

PERSONAS COMPRENDIDAS

1. El presente Título se aplica a las Personas residentes de uno o de ambos

Estados Parte.

2. La expresión “residente de un Estado Parte” significa toda Persona que, en

virtud de la legislación de ese Estado, esté sujeta a imposición en el mismo por razón

de su domicilio, residencia, sede de dirección, lugar de constitución o cualquier otro

criterio de naturaleza análoga, incluyendo también a ese Estado y a sus subdivisiones

políticas o entidades locales. Esta expresión no incluye, sin embargo, a las Personas

que estén sujetas a imposición en ese Estado exclusivamente por la renta que

obtengan de fuentes situadas en el citado Estado o por el patrimonio situado en el

mismo.

3. Cuando en virtud de las disposiciones del apartado 2 una Persona física sea

residente de ambos Estados Parte, su situación se resolverá de la siguiente manera:

(a) dicha Persona será considerada residente solamente del Estado donde

tenga una vivienda permanente a su disposición; si tuviera una vivienda

permanente a su disposición en ambos Estados, se considerará residente

solamente del Estado con el que mantenga relaciones Personales y

económicas más estrechas (centro de intereses vitales);

(b) si no pudiera determinarse el Estado en el que dicha Persona tiene el

centro de sus intereses vitales, o si no tuviera una vivienda permanente a

su disposición en ninguno de los Estados, se considerará residente

solamente del Estado donde viva habitualmente;

(c) si viviera habitualmente en ambos Estados, o no lo hiciera en ninguno de

ellos, se considerará residente solamente del Estado del que sea nacional;

(d) si fuera nacional de ambos Estados, o no lo fuera de ninguno de ellos, las

Autoridades Competentes de los Estados Parte resolverán el caso de

común acuerdo.

4. Cuando en virtud de las disposiciones del apartado 2 una Persona que no sea

una Persona física sea residente de ambos Estados Parte, se considerará residente

solamente del Estado en que se encuentre su sede de dirección efectiva.

ARTÍCULO 10

IMPUESTOS COMPRENDIDOS

1. Los Impuestos actuales a los que se aplica este Título, son en particular:

(a) en Argentina:

i. el Impuesto a las Ganancias;

ii. el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta; y

iii. el Impuesto sobre los Bienes Personales.

(b) en Uruguay:

i. el Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE);

ii. el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (IMEBA);

iii. el Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF);

iv. el Impuesto a las Rentas de los No Residentes (IRNR);

v. el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS); y

vi. el Impuesto al Patrimonio (IP);

2. El presente Título se aplicará igualmente a los Impuestos de naturaleza

idéntica o análoga que se establezcan con posterioridad a la fecha de la firma del

presente Acuerdo, y que se añadan a los actuales o les sustituyan. Las Autoridades

Competentes de los Estados Parte se comunicarán mutuamente las modificaciones

significativas que se hayan introducido en sus respectivas legislaciones fiscales.

ARTÍCULO 11

MÉTODO PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN

1. Cuando un residente de Uruguay obtenga rentas sometidas a imposición en

Argentina, Uruguay deducirá del Impuesto que perciba sobre las rentas de este

residente un importe igual al Impuesto a las ganancias pagado en Argentina. Sin

embargo, la cantidad a deducir no podrá exceder de la parte del Impuesto sobre la

renta, calculado antes de la deducción correspondiente a las rentas sometidas a

imposición en Argentina.

Asimismo, cuando un residente de Uruguay posea un patrimonio sujeto a Impuesto en

Argentina, Uruguay permitirá deducir del Impuesto sobre el patrimonio de ese

residente, un importe equivalente al Impuesto sobre el patrimonio pagado en

Argentina. Sin embargo, esta deducción no podrá exceder de la parte del Impuesto

sobre el patrimonio, calculado antes de la deducción, correspondiente al patrimonio

sometido a imposición en Argentina.

2. Cuando un residente de Argentina obtenga rentas sometidas a imposición en

Uruguay, Argentina deducirá del Impuesto que perciba sobre las rentas de este

residente un importe igual al Impuesto sobre la renta pagado en Uruguay. La cantidad

a deducir no podrá exceder de la parte del Impuesto sobre la renta, calculado antes de

la deducción correspondiente a las rentas sometidas a imposición en Uruguay.

Asimismo, cuando un residente de Argentina posea un patrimonio sujeto a Impuesto

en Uruguay, Argentina permitirá deducir del Impuesto sobre el patrimonio de ese

residente, un importe equivalente al Impuesto sobre el patrimonio pagado en Uruguay.

Sin embargo, esta deducción no podrá exceder de la parte del Impuesto sobre el

patrimonio, calculado antes de la deducción, correspondiente al patrimonio sometido a

imposición en Uruguay.

3. No obstante lo dispuesto en los apartados precedentes:

a) Cuando un residente de Uruguay obtenga rentas por la prestación de servicios

técnicos y de asistencia técnica, científica, administrativa o similares, pagadas por un

residente de Argentina, Uruguay deducirá del Impuesto que perciba sobre tales rentas

un importe igual al Impuesto sobre la renta pagado en Argentina.

b) Cuando un residente de Argentina obtenga rentas por la prestación de servicios

técnicos y de asistencia técnica, científica, administrativa o similares, pagadas por un

residente de Uruguay, Argentina deducirá del Impuesto que perciba sobre tales rentas

un importe igual al Impuesto sobre la renta pagado en Uruguay.

En ambos casos, el importe de la deducción permitida por cada parte contratante no

podrá exceder del Impuesto sobre la renta aplicado en dicha parte, calculado antes de

la deducción, sobre tales rentas.

4. Las autoridades competentes de cada Parte instrumentarán en el marco de un

acuerdo mutuo, y dentro de los noventa días desde la entrada en vigencia del

presente, los requisitos necesarios para efectivizar la implementación operativa de lo

señalado en este artículo.

foto

TITULO IV: MUTUO ACUERDO

ARTÍCULO 12

PROCEDIMIENTO DE MUTUO ACUERDO

1. Las Autoridades Competentes de las Partes harán lo posible por resolver las

dificultades o las dudas que plantee la interpretación o aplicación del Acuerdo

mediante el mutuo acuerdo.

2. Además del acuerdo a que se refiere el apartado 1, las Autoridades

Competentes de las Partes podrán convenir los procedimientos que deban seguirse en

virtud del artículo 5.

3. A fin de llegar a un acuerdo en el sentido de los apartados anteriores, las

Autoridades Competentes de las Partes podrán comunicarse directamente, incluso en

el seno de una comisión mixta integrada por ellas mismas o sus representantes

TITULO V: VIGENCIA

ARTÍCULO 13

ENTRADA EN VIGENCIA – DENUNCIA

1. El presente Acuerdo entrará en vigor treinta días después de recibida por la vía

diplomática la última notificación mediante la cual las Partes se comuniquen haber

cumplido con los procedimientos previstos en sus respectivas legislaciones para su

entrada en vigor y tendrá duración indefinida.

2. A partir de la fecha de su entrada en vigor, el presente Acuerdo es de aplicación:

a) En materia tributaria penal, a esa fecha, y;

b) En todos los demás asuntos, a esa fecha, pero únicamente para los períodos

fiscales que inicien durante o después de esa fecha o, cuando no exista período fiscal,

para los cobros de tributos que surjan en o después de esa fecha.

3. Cualquiera de las Partes podrá terminar el presente Acuerdo mediante notificación

escrita a la otra Parte, a través de los correspondientes canales diplomáticos. En tal

caso, el Acuerdo cesará de tener efecto desde el primer día del mes siguiente a la

finalización de un período de seis meses contados a partir de la fecha de recepción de

la notificación de terminación por la otra Parte.

4. La terminación de este Acuerdo no afectará la continuación del cumplimiento por las

partes de las obligaciones establecidas en el artículo 7 respecto a la confidencialidad

de la Información obtenida en el marco del presente Acuerdo.

Hecho en…………….el día…………………de………………………de 2012 en dos ejemplares,

idioma español, siendo ambos igualmente auténticos.

República Argentina – República Oriental del Uruguay

PROTOCOLO

Al momento de la firma del Acuerdo entre la República Argentina y la República

Oriental del Uruguay para el intercambio de Información tributaria y método para evitar

la doble imposición, concluido este día, los abajo firmantes han acordado lo siguiente:

1. Argentina y Uruguay se comprometen a promover, en el seno del Consejo del

Mercado Común del MERCOSUR, la adopción de un Acuerdo Marco para la

negociación entre los Estados Partes de convenios bilaterales para evitar la

doble imposición e intercambiar información tributaria. Dicho Acuerdo Marco

preverá que cada acuerdo bilateral será objeto de una Decisión del Consejo del

Mercado Común, que será ratificada por los Poderes Legislativos de los dos

Estados Parte que corresponda.

2. Con respecto al artículo 11, apartado 1: Se entiende que la expresión “rentas

sometidas a imposición en Argentina” se refiere a rentas de fuentes situadas en

Argentina. Asimismo, la expresión “patrimonio sujeto a impuesto en Argentina”

se refiere a elementos del patrimonio situados en Argentina.

3. Con respecto al artículo 11, apartado 2: Se entiende que la expresión “rentas

sometidas a imposición en Uruguay” se refiere a rentas de fuentes situadas en

Uruguay. Asimismo, la expresión “patrimonio sujeto a impuesto en Uruguay” se

refiere a elementos del patrimonio situados en Uruguay.